Nace la Asociación de Usuarios y Familiares de servicios de salud mental

La Asociación de Usuarios y Familiares de servicios de salud mental está en plena formación y apunta a constituirse en órgano de revisión de las prácticas y atención en hospitales públicos y privados, proponiendo seguir de cerca el cumplimiento de cada uno de los artículos de la norma nacional.

salud mental asociacion

“La idea es brindar apoyo familiar a los pacientes, que ellos se sientan contenidos. En realidad, seríamos como una familia para ellos”, sintetizó Juan Manuel, uno de los impulsores de la nueva agrupación que invita a usuarios de servicios de Salud Mental, familiares, amigos, vecinos, profesionales de instituciones públicas y privadas, para entre todos, velar por el cumplimiento de la ley nacional Nº 26.657 promulgada en 2010.

Que se cumpla lo que dice la norma es el principal objetivo, esto es, ayudar a supervisar y evaluar en qué condiciones se realizan los tratamientos o internaciones por razones de salud mental en ámbitos privados o públicos. Por añadidura, vienen otros objetivos más que son igual de bienvenidos. Es que cuando se alude a las diversas problemáticas asociadas a quienes atraviesan un padecimiento mental, aparece la necesidad de asegurar el sostén vital del entorno más querido o cercano, para que la persona pueda salir adelante. Restituir esos vínculos perdidos o inexistentes, por abandono, desinterés, distancia o quién sabe qué, es apenas uno de los cometidos de esta movida que arrancó el miércoles 2 de abril y continúa sumando participantes. A pesar de tratarse de un día feriado, una veintena de personas se acercó y participó del primer encuentro. De ahí salió la voluntad de continuar estas reuniones cada 15 días y ampliar la convocatoria a más interesados. Ya tuvo lugar la segunda reunión y el 28 de abril será la tercera.

Según contó una de las abogadas que asesora a este grupo de autoconvocados, se trataría de la única asociación de este tipo nacida por voluntad de pacientes y ex pacientes, que existe en el país. Hay una similar en Trelew (Chubut) y otra en Rosario (Santa Fe) pero esta última es alentada desde una cátedra universitaria.

En diciembre de 2013, vale recordar, se aprobó la conformación del Órgano de Revisión de Salud Mental para su primer período de funcionamiento, con representantes de distintos sectores, entre ellos, de la Red de Usuarios, Familiares, Voluntarios, Estudiantes y Profesionales (Red FUV). “Con esta asociación queremos cumplimentar lo establecido en la Ley Nº 26.657 de Salud Mental, es una forma de hacer respetar y controlar entre todos, que los derechos establecidos en esa ley se cumplan”, aclaró Juan Manuel quien llegó a la entrevista con su hermano Facundo.

CUMPLIMIENTO

“Pasan cosas muy feas adentro de un hospital por eso se decidió hacer esta agrupación. No todos, pero hay algunos médicos que atienden a las apuradas y medican mucho a los pacientes y entonces andan dopados. Queremos tratar que todos respeten por igual la ley 26.657”, comentó al tiempo que invitó a toda la comunidad a acercarse a las próximas reuniones y así, abonar al debate y a futuro, plegarse a las tareas de contralor.

“No queremos que los pacientes estén todo el tiempo o años, encerrados, internados en el hospital o un sanatorio. No queremos que haya más pacientes internados durante toda una vida. Hay que velar porque las casas de medio camino existan y los pacientes puedan ocupar esos espacios, y nosotros, poder acompañarlos en todo momento, ser su respaldo”, ejemplificó Juan.

Que un familiar o amigo esté cerca, es vital, eso es sabido. Con esta iniciativa se activa ese engranaje. “En la primera jornada fueron muchos pacientes, familiares, vecinos, donde hablamos de las problemáticas que se viven adentro del Hospital Escuela de Salud Mental y otros lugares similares. Como familiar es muy importante apoyar esta iniciativa”, insistió por su parte Facundo.

Juan Manuel sabe que son muchos los pacientes que están solos, “depositados”, sin familia cerca, desde hace años internados, cuando la ley señala en su artículo 9, que “el proceso de atención debe realizarse preferentemente fuera del ámbito de internación hospitalaria y en el marco de un abordaje interdisciplinario” y en su artículo 15, es más clara aún: “La internación debe ser lo más breve posible”.

“Hace 15 años fui paciente del Hospital Escuela y sigo haciendo tratamiento ahí. Me dijeron si no quería hacerme cargo de esta movida y empezamos a formar esta agrupación. Yo veo que los pacientes se sienten más alegres, ellos saben que pueden hablar conmigo, compartir un mate o un cigarrillo y que tienen a alguien cuando lo necesiten. Siempre está mi teléfono a disposición. Esta agrupación ayuda a la recuperación. Cuando voy al hospital hay pacientes que me ven cambiado a mí y eso les da fuerza para seguir luchando. Así que los que quieran participar que se sumen, lo importante es que nos juntemos toda la ciudadanía”, confió Juan Manuel.

Protagonistas

En Paraná, fueron los propios ex pacientes y familiares los que se autoconvocaron para poder formar un colectivo de trabajo desde el cual propiciar la promoción del cambio de actitud en la población sobre la salud mental y los padecimientos mentales. Desde esta nueva agrupación, protagonizarán las decisiones sobre salud mental y sobre todo, emergen como protagonistas de sus propias vidas, decidiendo por sí todo lo relativo a su salud. En el encuentro del miércoles 2 hubo unas 20 personas y al del 14 de abril llegaron nuevos usuarios, familiares, estudiantes, referentes sociales y letrados relacionados con la temática de Salud Mental y Derechos Humanos.

Derecho a ser acompañado

Este derecho a estar acompañado figura en la letra de la ley. Es raro pero como no siempre se da la situación de estar acompañado en momentos de crisis y padecimientos mentales, hubo que escribirlo y sellarlo como un derecho a “ser acompañado antes, durante y luego del tratamiento, por sus familiares, otros afectos o a quien la persona con padecimiento designe”.
En el capítulo X, la ley nacional habla de la constitución de un Órgano de Revisión, con el objeto de proteger los derechos humanos de los usuarios de los servicios de salud mental. “…Debe ser multidisciplinario y estará integrado por representantes del Ministerio de Salud de la Nación, de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, del Ministerio Público de la Defensa, de asociaciones de usuarios y familiares del sistema de salud, de los profesionales y otros trabajadores de la salud y de organizaciones no gubernamentales abocadas a la defensa de los derechos humanos”.
Entre sus funciones principales se hallan el “requerir información a las instituciones públicas y privadas que permita evaluar las condiciones en que se realizan los tratamientos; supervisar de oficio o por denuncia de particulares las condiciones de internación por razones de salud mental, en el ámbito público y privado; evaluar que las internaciones involuntarias se encuentren debidamente justificadas y no se prolonguen más del tiempo mínimo necesario, pudiendo realizar las denuncias pertinentes en caso de irregularidades y eventualmente, apelar las decisiones del juez; requerir la intervención judicial ante situaciones irregulares”; entre otros.

Quienes deseen contactarse con los organizadores de esta Agrupación pueden llamar al teléfono (0343) 15 506 4891 o bien participar de la reunión prevista para el 28 de abril a las 19, en Villaguay 275, Paraná.

Fuente: El Diario

(La Nota digital)

Anuncios