Agustín Rossi confirmó su candidatura a presidente

El ministro de Defensa de la Nación dijo que “ya está anotado” para la carrera por la sucesión de Cristina Fernández. Dijo que la actual mandataria seguirá siendo quien lidere el espacio del Frente para la Victoria. Aseguró que “una multiplicidad de causas” lo llevaron a tomar la decisión.

El ministro de Defensa, Agustín Rossi, dijo que “el reconocimiento permanente del liderazgo de la presidente y una mayoría de argentinos que aspira a que continúe el modelo político, económico y social que lleva adelante el kirchnerismo” lo terminaron de convencer de que puede ser claramente una alternativa electoral para 2015. En declaraciones a la agencia Telam, tras su viaje a Chipre para visitar a las fuerzas argentinas que cumplen tareas en Misión de Paz, Rossi adelantó que “seguramente” trabajará para que esa alternativa “sea la más fuerte posible”.

Más taxativo aún fue en sus declaraciones a Página/12, que en su edición de hoy publica el anuncio de la decisión tomada: “Ya está, estoy anotado, soy candidato”, dijo. Según contó, una “multiplicidad de causas” lo llevaron a tomar esa decisión. “La primera -enumeró- es el fuerte compromiso ideológico, de militancia y de pertenencia con este proyecto político y con los valores y el sujeto social que defiende”. La segunda, continuó, son “las ganas de que haya continuidad de este proyecto político más allá de 2015; y en tercer lugar, que me siento capacitado para afrontar un desafío de esas características. Por último, la cuarta razón es que desde que empecé a pensar en la idea de postularme, encontré muchísimos militantes que me transmiten ‘defiendan a Cristina’, ‘apoyen a la presidente’”.

¿Cristina?

Consultado sobre el rol de Cristina Fernández después de 2015, Rossi sostuvo que ella “va a seguir siendo la que lidera el espacio político del Frente para la Victoria. Los liderazgos -acotó- son construcciones sociales, sociológicas, culturales y pertenecen más a la página de la historia que a las páginas de las editoriales de los días domingos. El liderazgo de Cristina es una fortaleza del Frente para la Victoria”, sentenció.

En cuanto al concepto de “fin de kirchnerismo” ensayado por referentes de la oposición, el ministro opinó que “ahí hay una mezcla de cosas; primero, hay un actitud casi voluntarista de la oposición de decretar, y en varias oportunidades, la finalización de nuestro ciclo como espacio político, como gobierno”. Y añadió que “en el 2009 y en el 2010 decían las mismas cosas y después ganó Cristina con el 54 por ciento de los votos”.

En otro orden, destacó que “lo que hay en la Argentina es un estilo de debate político que no es el más saludable, porque es un estilo parado en las consignas. Y las consignas después están vacías de contenido”, cuestionó.

Propuesta

A su entender, lo que se le debe proponer a los argentinos en 2015 es “un gobierno con la misma matriz ideológica que tenemos ahora, porque esa forma de pensar permitió resolver todas las demandas crecientes desde el 2003 en adelante”, enfatizó.

Otra vez aludiendo a la oposición, sostuvo que su mayor problema “no es que tenga un proyecto distinto al oficialismo porque eso es lógico; el principal problema es que terminan tomando para sí los reclamos o las demandas de los sectores corporativos en la Argentina”.

“Una de las grandes transformaciones de Néstor y Cristina durante estos 11 años ha sido poner a la política en un lugar capaz de disciplinar a todos los sectores corporativos en la Argentina. Cuando usted defiende el sector corporativo, más temprano que tarde termina alejándose de la defensa de los interés del conjunto”, sentenció.

(La Nota digital)