Causa ATER: secuestraron más de 15 computadoras en propiedades del contador Schmukler

Pasado el mediodía de este jueves, tres delegaciones judiciales iniciaron al unísono tres allanamientos a propiedades del contador público Julio Schmukler, quien está siendo investigado en el marco de las compensaciones fraudulentas de la Administradora Tributaria de Entre Ríos (ATER).

estudio_schmukler

El Juzgado de Garantía de Concordia recibió un exhorto de la doctora Marina Barbagelata, desde el Juzgado número 6 de Paraná, solicitando el allanamiento de tres propiedades en el marco de la causa “Casaretto, Marcelo Pablo – Director Ejecutivo de ATER S/ Su Denuncia”. Schmukler y su estudio son los responsables de llevar la contabilidad de varias de las empresas concordienses que aparecen salpicadas por la causa del fraude cometido contra ATER y que fuera denunciada por el propio titular del organismo, el contador Marcelo Casaretto.

Las intervenciones judiciales fueron en simultáneo, comenzando cerca de la hora 13 y en algunos casos concluyendo recién a las 19.20, como el allanamiento en el estudio contable de calle Asunción, entre Pellegrini e Hipólito Irigoyen. En este caso el operativo estuvo a cargo del fiscal Germán Dri.

El segundo allanamiento tuvo como escenario un inmueble de calle Corrientes esquina Hipólito Irigoyen, donde se debió recurrir a la fuerza pública para ingresar, ya que no había ninguna persona en el interior. En este caso la responsable fue la fiscal Julia Rivoira y en dicho lugar se incautó una cantidad importantísima de documentación, con la que según algunos testigos, se llenaron las cajas de dos camionetas policiales.

La tercera orden de allanamiento, delegada al fiscal Darío Moutone, tuvo como destino el domicilio particular del contador Julio Schmukler, que tiene su vivienda en calle Pellegrini al 319.

Para los tres sitios la orden era la misma, secuestro de computadoras (CPU), celulares y soportes de almacenamiento, como así también toda documentación papel que fuera de interés para la causa.

Por otro lado se pudo constatar que cada uno de los allanamientos contó con la presencia no solo de testigos, sino también de colegas contadores del profesional investigado, matriculados en el Consejo de Ciencias Económicas de Entre Ríos, publicó Diario Río Uruguay.

(La Nota digital)

Anuncios