“Facundo Bressan no tuvo nada que ver con el caso Priscila”

Miguel Cullen, abogado defensor de Facundo Bressan, aseguró que el joven de 19 años, imputado por el crimen, “no tuvo nada que ver con el caso Priscila Hartman”. “Hemos aportado pruebas que han sido recabadas y que son tendientes a exculpar a Facundo, porque es una persona que está imputada, y que no participó del hecho”, afirmó el letrado y luego remarcó que el joven “no tenía antecedentes y el concepto que la gente de San Benito tiene de él es excelente. Es un chico muy querido en la localidad”. También sostuvo que “no es verdad sobre la relación amorosa que supuestamente tenía con Priscila”, indicó Cullen.

“Hemos estado controlando la prueba y ofreciendo elementos que consideramos necesarios para la defensa”, aseguró el letrado en declaraciones al programa A quien corresponda (Radio De la Plaza).

“Tuvimos conversaciones con Facundo y tenemos el convencimiento de que no tuvo participación en el crimen”, recalcó Cullen.

Por otra parte, el letrado habló sobre las fotografías que circularon en los medios de comunicación, en donde se lo veía a Bressan con los ojos rojos y marcas en el cuello. “Nosotros tomamos intervención con él, el día de la audiencia, cuando se mostraron las fotos todavía no lo conocíamos. Sin embargo, se aportaron pruebas de cómo había ingresado a la Alcaidía, y cómo estaba ese día con esas marcas. Se le hicieron los estudios y revisiones correspondientes para saber qué pasó”, acotó.

Por otra parte, Cullen explicó que Bressan “primero fue primero llevado a Investigaciones de la Policía y luego a Alcaidía. La defensa oficial toma contacto pero el supone que fue a ese lugar. No consta eso en el expediente. Es decir, entre la detención y el ingreso a la Fiscalía transcurre un par de horas, ahí fue llevado a una comisaria que no se sabe cuál es. Pero se constató que cuando ingresó no tenía ninguna lesiones visibles ni marcas”.

Asimismo, agregó: “Nosotros estuvimos muy shockeados por el estado físico que tenía Facundo y lo hicimos ver por el médico, por lo que en el legajo consta que fue revisado. Además se le hicieron pericias psicológicas, porque está en un estado de mucha angustia”.

“Otra de las cuestiones que estamos llevando adelante en la Fiscalía es que en San Benito todos están hablando, sobre todo en las redes sociales, y diciendo que algunas cosas que figuran en el legajo no son así, que no habrían sucedido de esta forma. Estas personas salen, con nombre y apellido, a contar esto. Por eso, lo que estamos pidiendo es que se acerquen a la Justicia a brindar testimonio”, pidió Cullen.

En otro sentido, explicó que solicitará “un ámbito de mayor privacidad para hablar con Bressan, ya que las únicas veces que lo hicimos fue dentro de la Alcaidía y no es el mejor ámbito para que se dé una charla entre un hombre y sus abogados defensores”.

Por último el letrado indicó que “hay algunas cuestiones que no se pueden informar, ya que es parte del secreto de la investigación, a través del artículo 230, que impone el secreto absoluto hasta que se remita a juicio”.

Fuente: Análisis

(La Nota digital)