Mirella Frank

La Paz siempre encerró el misterio de la isla Curuzú Chalí. Un reducto de 15 mil hectáreas, paraíso de Calandrias y militantes jordanistas; allí se juntaban a dialogar José “Matraca” Hernández, auténticos Chanás y revolucionarios setentistas.

isla

El decreto-ley N.° 22067 sancionado y promulgado el 5 de septiembre de 1979 confirmó la jurisdicción de Entre Ríos sobre la Curuzú Chalí.

La isla se halla rodeada por el río Paraná y el riacho Espinillo y es en realidad un conjunto de islas que forman un bloque, que se halla atravesada por numerosos arroyos que son brazos del río Paraná, entre ellos: Raigones, las Víboras, el Largo, el Indio, Basilio y las Cañas, junto con varias lagunas interconectadas con el río: Brasileña, del Dorado y de las Yeguas.

Flora y fauna

Dorados, surubíes, patíes, bogas, armados, anguilas, tarariras, moncholos, sábalos, rayas, bagres amarillos, pacúes y manguruyúes.

Entre las especies arbóreas que se encuentran en la isla se pueden hallar: sauces, timbóes, alisos, ingáes y ceibos.

Entre las numerosas especies animales: carpinchos, nutrias, lobitos de río, yacarés y viboras curiyú, junto con gran cantidad de aves: cardenales, Juan soldado, caranchos, biguás, garzas blancas y moras, patos sirirí y picaso, Juancho chiviro, palomas, pájaro carpintero, Martín pescador, zorzal, calandrias, loros, chajá, pacaá, etc.

Pastoreo de ganado

Propietarios y empresas privadas utilizan hoy las islas para el pastaje de vacas. El pasto islero las engorda bien y les da un sabor caracterísico, muy preciado en el mercado de la carne.

Las vacas son despachadas desde el muelle existente en la desembocadura del arroyo Cabayú Cuatiá, Puerto de La Paz.

LINARES CANTA A LA ISLA

El alzao

Adiós mi prenda costera,

no me sigas, no me sigas,

sólo un destino me resta,

ser un alzao de las islas.

Un jaguar sin madriguera

acosau por la desdicha,

no será larga la ausencia,

adiós ribereña mía.

A la injusticia la grito,

nunca la pude callar,

porque soy la libertad,

porque soy lobo del río.

Churrinche me llamarán,

calandria, gaucho matrero,

pa’ usted un entrerriano entero,

que no pudieron arriar.

Curuzú Chalí, Curuzú Chalí

Curuzú Chalí, ay Curuzú Chalí.

Ya la partida me apura,

me voy mi prenda costera

y guárdeme su ternura

pa’ nuestras noches isleras.

Con alguna marejada

he de volver algún día

y a mi esperanza tapiada

despejarán tus caricias.

A la injusticia la grito,

nunca la pude callar,

porque soy la libertad,

porque soy lobo del río.

Churrinche me llamarán,

calandria, gaucho matrero,

pa’ usted un entrerriano entero,

que no pudieron arriar.

Curuzú Chalí, Curuzú Chalí

Curuzú Chalí, ay Curuzú Chalí.

 

El golpe de una remada

repechando aguas arriba,

alas de carau perdido

que se van volviendo ariscas,

vendrán las noches enteras

con una y mil desveladas,

y una cintura anhelada

en guitarra tempranera,

y allá va, pa’ la isla grande

madre Curuzú Chalí,

regazo de malezales

del alzao añamembuy.

 

Churrinche me llamarán,

calandria, gaucho matrero,

pa’ usted un entrerriano entero,

que no pudieron arriar.

Curuzú Chalí, Curuzú Chalí

Curuzú Chalí, ay Curuzú Chalí.

 

Letra y Música: Linares Cardozo

 

(La Nota digital)

Anuncios