La Paz: sede del 3° Encuentro de Ceramistas de Entre Ríos

El 3° Encuentro de Ceramistas de la provincia será los días 14, 15 y 16 de julio de 2016 en La Ciudad Paloma. Las jornadas serán abiertas, concentrarán a una gran multitud de personas. Mixturan Talleres, Disertaciones y Eventos culturales.

La Comisión de Ceramistas Entrerrianos – delegación La Paz está trabajando articuladamente con la Secretaría de Turismo, Cultura y Deportes de la Municipalidad de La Paz. En breve se dará a conocer el Programa Completo y Cartelera Cultural.

Uno de los grandes objetivos del Tercer Encuentro de Ceramistas Entrerrianos es conectar a artistas y artesanos de la cerámica para compartir conocimientos, técnicas y experiencias que estimulen y fortalezcan los lazos de crecimiento del sector.

El 1° encuentro de Ceramistas se realizó en Concordia y el 2° en Paraná.

HISTORIA

Los antiguos pobladores del Delta del Río Paraná, aprovecharon las cualidades de la arcilla para representar en detalle muchos de los animales que vivían en su entorno, en especial modelaron cabezas de guacamayos, loros y cotorras, pero también yaguaretés, tapires, monos, venados, carpinchos, reptiles y moluscos. Sus representaciones tienen diferentes tamaños y grados de realismo; algunas pertenecen a la categoría que denominamos ‘figuras recortadas’, con las cabezas por lo común de perfil y su contorno a veces resaltado con una capa de pigmento rojo.

También modelaban cabezas de animales en tres dimensiones –designadas como ‘figuras escultóricas macizas’– con incisiones para marcar sus rasgos y a veces trozos de arcilla para formar los ojos. Podían ser relativamente grandes y en ocasiones formar parte de las llamadas ‘campanas’, nombre que se les dio por su forma, aunque no tenían esa función. Algunos arqueólogos supusieron que servían para conservar el fuego, mientras otros les dieron un significado totémico o simbólico, dado que es frecuente encontrarlas asociadas con entierros humanos. Más allá de su posible función, evidencian la destreza que poseían los ceramistas que las fabricaron, así como su sentido estético y simbólico.

ceramica
Imagen. Revista Ciencia Hoy

Mediante el estudio con lupa y microscopio del interior de las paredes cerámicas constatamos que los ceramistas molían piezas rotas o descartadas en fragmentos de pocos milímetros, que luego agregaban a la arcilla en preparación para hacerla menos plástica y mejorar las cualidades de las nuevas horneadas. Establecimos que algunos de esos pequeños fragmentos contenían a su vez tiesto molido, lo que pone de manifiesto que los contenedores reciclados fueron fabricados de acuerdo con los mismos criterios, y que su modo de hacer fue transmitido de generación en generación. En ciertos casos encontramos masas de arcilla desechadas antes de terminar de modelar las piezas, lo mismo que rollos de arcilla que no llegaron a usarse, y hasta una masa con las impresiones digitales del artesano.

(La Nota digital)

Anuncios