Aumento de la pobreza: la Iglesia reclama mayor presencia del Estado

Jorge Lozano advirtió que la falta de comida es el problema más acuciante, y los nuevos pobres, los más afectados.

La Iglesia católica argentina reclamó hoy una “mayor presencia del Estado” en los sectores más postergados de la población, al considerar que las políticas oficiales no alcanzan para mitigar la pobreza.

El presidente de la Comisión Episcopal de la Pastoral Social, Jorge Lozano, advirtió que en los últimos tiempos se observa que un porcentaje de la “clase media baja va a la pobreza”.

“Los programas que ha desplegado el Gobierno respecto de ampliar la base de la Asignación Universal por Hijo o la reducción del IVA buscan atender a los sectores más desprotegidos, y aún así no alcanzan, pero los que más están sufriendo son los que llaman los nuevos pobres: aquellos que viven de unas changas (trabajos temporales) y que, por el aumento importante de los costos de los alimentos, o la disminución de su trabajo, se les hace más difícil salir adelante”, señaló Lozano a radio Continental.

“El problema más urgente es la pobreza, la falta de comida o la baja en la calidad de la alimentación”, alertó.

El obispo hizo estas declaraciones después de que la Universidad Católica Argentina (UCA) difundiera los resultados del Barómetro de la Deuda Social, que reflejaron un aumento de la pobreza este año.

Según el informe, que se elabora desde 2010 de forma periódica, el índice de pobreza creció de un 29% en diciembre -cuando Cristina Kirchner entregó el poder a Mauricio Macri- a un 32,6% a fines del primer trimestre de este año. El índice de indigencia pasó en tanto de un 5,3% a un 6,2%.

El obispo subrayó la preocupación de la Iglesia por “algunos hogares que no tienen lo elemental” para una vida digna. “Hay familias en las que sus hijos se van con hambre a dormir; hay otras que, aún cuando tengan comida, es de baja calidad; tienen la panza llena pero no una alimentación adecuada”, advirtió.

El jefe de la Pastoral Social alertó que “el tipo de necesidad en esos lugares es de una mayor presencia del Estado; no se sale solamente aumentando más caudal de dinero”.

“Hace falta una presencia del Estado que tenga que ver con educación, con clubes, con capacitación laboral. Mucha gente que vive en condiciones de pobreza no ha terminado la escuela primaria, no tiene el DNI y hace mucho que no asiste a un centro de salud”, graficó.

Fuente: Agencia DPA

(La Nota digital)