Piden detención del cura Zitelli

El fiscal Adolfo Villate pidió al Tribunal Oral Federal 2 de Rosario la “inmediata detención” del sacerdote y ex capellán policial Eugenio Zitelli, imputado por delitos de lesa humanidad cometidos en la ciudad durante la última dictadura.

El cura Zitelli está acusado por su participación en crímenes de lesa humanidad en dos causas, una que está en manos del TOF2 de Rosario a la espera de fecha de inicio del debate oral y otra que se encuentra en etapa de instrucción en el Juzgado Federal 4.

Tras finalizar la dictadura, el sacerdote Eugenio Zitelli continuó su magisterio en una parroquia de Casilda.

Según los testimonios judiciales de sobrevivientes del terrorismo de Estado, el religioso participó de sesiones de torturas en el Servicio de Informaciones (SI) de la Policía rosarina y avaló los tormentos a prisioneros políticos.

La Cámara Federal de Rosario excarceló al religioso en 2012 pero la resolución fue revocada por la Cámara Federal de Casación Penal, quien ordenó su detención.

La defensa de Zitelli presentó un recurso ante la Corte Suprema de Justicia, que en abril pasado rechazó tomar el caso y, de ese modo, dejó firme la resolución de Casación, recordaron fuentes judiciales.

“Habiendo sido revocada la excarcelación concedida oportunamente al imputado corresponde ordenar su inmediata detención y alojamiento en una unidad penitenciaria federal”, indicó en su escrito el fiscal general Villate, quien firmó la solicitud junto a su par Gonzalo Stara, ambos de la Unidad Fiscal para casos de lesa humanidad de Rosario, informó ayer el sitio fiscales.gob.ar

En la causa denominada Feced III, que investiga el accionar represivo de la Policía rosarina durante la última dictadura en el SI, el ex capellán está acusado por 14 casos de privación ilegal de la libertad y tormentos.

Todos ellos se consumaron en el sótano del Servicio de Informaciones policial, donde funcionó el principal centro clandestino de detenciones del sur de la provincia de Santa Fe.

El expediente está en manos del TOF2 de Rosario y fue elevado a juicio oral, aunque aún no se fijó fecha para el inicio del debate.

Además, el cura está imputado en la causa Feced IV, que instruye el juez federal 4 de Rosario, Marcelo Bailaque, a quienes los fiscales Villate y Stara también les solicitaron su detención.

En el mismo requerimiento, los representantes del Ministerio Público Fiscal (MPF) pidieron que además de detener a Zitelli se amplíe su procesamiento en Feced IV por los casos que afectaron a dos víctimas que estuvieron detenidas ilegalmente en la Alcaidía de la Jefatura de Policía.

Se trata de dos hechos por los que la Cámara Federal había anulado el procesamiento de Zitelli al estimar carente de fundamentación la resolución dictada por Bailaque. Los fiscales citaron en el pedido de detención el testimonio en el que una de las víctimas “relató que ante su insistencia para que éste (el entonces capellán) hiciera algo con las personas que estaban siendo torturadas y asesinadas en el SI, Zitelli le respondió que pensara en su alma y que trate de salvar su alma”.

(La Nota digital)

Anuncios