“Urribarri vació Sidecreer y Bordet la entrega a quienes la fundieron”.

El senador Raymundo Kisser denunció una maniobra para “entregar” la tarjeta a quienes “la vaciaron”. Urribarri “utilizó los fondos de Sidecreer para la campaña electoral”. Y Bordet “lisa y llanamente va a privatizarla”.

AUDIO

senador-kisser

“Una tarjeta que cumplió una función de gobierno muy importante, conformada por dos entes del Estado, como el Instituto (Autárquico Provincial) del Seguro y el (Instituto de Ayuda Financiera a la Acción Social) IAFAS”.

Además fue “un sistema de crédito del Estado sumamente útil y beneficioso para los empleados públicos y económicamente rentable para el gobierno”, destacó.

Sidecreer fue creada en plena crisis del 2001 como un sistema financiero sin intermediación para empleados y jubilados de la administración pública provincial y municipal.

“Pero evidentemente (esa rentabilidad) fue a parar a otro destino”

Kisser apuntó directamente a “al gobierno de Sergio Urribarri que con sus gestores, fundieron y mandaron prácticamente a la quiebra a Sidecreer por el despilfarro de plata que se ha hecho”.

En tal sentido explicó que “no sólo vendieron los cupones a financieras (bajo la forma jurídica de mutuales) permitiendo que hicieran pingües negocios – las financieras – sino también el despilfarro que se hizo con la publicidad” que otorgó el organismo durante las gestiones del exgobernador, que fue “un abuso”.

La publicidad y los cupones vendidos a financieras (que luego cobraban al gobierno intereses usurarios) “son los dos rubros que esencialmente llevaron a la quiebra a la tarjeta”, precisó Kisser.

El gobierno de Urribarri “utilizó a Sidecreer para su campaña política. Eso me lo han confirmado empleados de la tarjeta”, aseguró el senador.

“Acá hubo un pésimo manejo de Sidecreer directamente para hacer campaña electoral. La vaciaron, la quebraron y la desfinanciaron totalmente, pero ahora nadie se quiere hacer responsable”.

Inexplicablemente, a fin del año pasado, Juan José Canosa, quien dirigía por entonces Sidecreer, festejaba que “el balance económico de la Tarjeta muestra un crecimiento exponencial del patrimonio neto de la empresa estatal, destacando que al finalizar su gestión, se ha aumentado un 589,57%”, y que los balances de los 8 años de gestión urribarrista “arrojaron ganancias netas y un superávit”.

Por la situación “repentina” de desfinanciamiento, el bloque de legisladores de Cambiemos analizará “la posibilidad de hacer una denuncia penal, porque alguien se quedó con la plata de Sidecreer”.

Kisser basa su acusación en “los primeros análisis de los informes suministrados por el Tribunal de Cuentas, más los balances” que tiene en su poder.

Los legisladores de Cambiemos se reunieron recientemente con el Presidente del Instituto del Seguro (titular del 67% de las acciones de Sidecreer), Juan Domingo Orabona, y le plantearon la preocupación por la situación de la tarjeta. Orabona les comentó “que el Instituto del Seguro no puede poner más plata porque la Superintendencia de Seguros de la Nación no se lo permite”.

Según el senador Kisser “a Sidecreer hay que dotarla de 140 o 150 millones de pesos” para que siga funcionando.

La sorpresa mayor para Kisser fue la respuesta del gobernador Gustavo Bordet, con quien también se reunieron por el tema. “Bordet nos dijo: cualquier cosa menos poner plata, yo no pongo un peso en Sidecreer”, incluso les dio a entender que estaba “dispuesto a que se venda o que se privatice, pero él no quiere poner plata”, reiteró.

Kisser consideró “realmente una locura lo que está haciendo el gobierno de la Provincia con la privatización”, y advirtió “los costos que van a pagar (los empleados públicos), lo que le va a cobrar el privado por la utilización de la tarjeta ni se imaginan”.

sidecreer-mutual-urquiza

Con nombre y apellido: La Mutual Urquiza

“La mutual Urquiza, los socios vinculados, y otros que han participado (en el vaciamiento de Sidecreer) se van a quedar con la tarjeta”, denunció Kisser, quien calificó la maniobra nuevamente de “locura”.

“Son tan responsables todos los gestores anteriores como Bordet si llega a privatizar así como lo están planteando”, añadió.

“Bordet no tiene derecho a privatizar una tarjeta como Sidecreer, éticamente, políticamente, es un golpe muy duro para los entrerrianos”.

Kisser describió indignado: “Una tarjeta que estuvo muy bien concebida, nació en plena crisis del 2001, funcionó muy bien y ahora aparecen con que está fundida”.

“Realmente esto es lisa y llanamente una privatización y la entrega del manejo de la tarjeta a quienes colaboraron para destruirla”.

Argumento oficial

El gobierno de Bordet aduce que el desfinanciamiento de Sidecreer (que alcanzaría los 150 millones de pesos) tiene su origen en la demora del gobierno nacional en el envío de fondos que el Estado provincial afronta -vía Sidecreer- para asignaciones sociales, provinciales y nacionales.

Kisser desmintió esa excusa y dijo “que las partidas nacionales se remitieron todas” y las que no se remitieron “es porque no se hicieron bien las presentaciones”.

“Como siempre, el gobierno (provincial) le echa la culpa al gobierno nacional de todos los errores que cometen ellos”.

“Los errores están en la Provincia que no presenta la documentación como corresponde. Es lo mismo que vemos con los municipios” gobernados por el peronismo “que se quejan que no logran nada de la Nación pero hacen gestiones y no presentan la documentación, que en aras a la transparencia está exigiendo” el gobierno nacional, finalizó Kisser.

(La Nota digital)

Anuncios