Excepto Mario Das Neves, todos los mandatarios que se presentaron ante la Comisión de Presupuesto y Hacienda del Senado alertaron sobre el impacto fiscal que provocaría en sus provincias la implementación de la iniciativa aprobada en Diputados.

Gobernadores participaron este martes del debate en la Comisión de Presupuesto y Hacienda del Senado sobre el proyecto de ley que propone modificaciones al impuesto a las Ganancias, impulsado por la oposición en Diputados y que recibió media sanción la semana pasada.

El primero en exponer fue el gobernador salteño, Juan Manuel Urtubey, quien se manifestó a favor de actualizaciones en los mínimos no imponibles del impuesto a las Ganancias, pero alertó que “avanzar con este proyecto sería profundizar el desfinanciamiento de las arcas provinciales”.

Seguidamente, la mandataria de Tierra del Fuego, Rosana Bertone afirmó que “tendría que hacer malabares” en su provincia, en caso que se apruebe el proyecto de la oposición. Y pidió a los senadores que realicen modificaciones a la iniciativa con media sanción para “evitar los rojos fiscales” en las provincias.

El único en pronunciarse a favor del proyecto opositor de reforma al impuesto a las Ganancias, tal cual fue aprobado por la Cámara de Diputados, fue el gobernador de Chubut, Mario Das Neves. El mandatario se refirió a la “grave” situación económica que atraviesa su provincia donde, dijo, “hay una sensación de incertidumbre” en la gente.

Reclamó que le “hubiera gustado” que la propuesta oficial “sea un acuerdo” entre Nación y los gobernadores. “La AFIP recauda 92 millones solo de sueldo y aguinaldo en Ganancias este diciembre, que podrían estar en el mercado interno”, señaló.

“Si queremos construir un país federal seamos sinceros con los números”, agregó y expresó que “este es un Gobierno que dialogó mucho pero llegó el momento de las concesiones si realmente se quiere construir un país federal”.

Por su parte, el mandatario de Neuquén, Omar Gutiérrez, consideró que esta ley “después de 10 años de no ser modificada” requiere “consenso”. “Estoy convencido que dándonos unos días podemos encontrar un amplio consenso”, manifestó y pidió “esfuerzo, responsabilidad y compromiso para encontrar ese equilibrio”.

En tanto, el gobernador rionegrino Alberto Weretilneck resaltó que la ley de la oposición es “una de las peores leyes que pudiera existir en la relación Nación-provincias y provincias-Nación”, y que además “termina de llevar al quiebre y déficit a las provincias”. “Significa un golpe fuertísimo en nuestras finanzas”, añadió.

A su turno, el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, advirtió que su provincia “tiene un déficit fiscal profundo” y que la iniciativa opositora impactaría “en el orden de los 1.000 millones de pesos”. El radical recomendó “no” apurarse “tanto” y alcanzar un “punto de acuerdo”. “Le pido al Senado que pare un poco el tema”, sostuvo y afirmó que “la mayoría de las provincias” están “en una situación compleja”.

“Paremos la pelota, veamos cómo nos juntamos y en un plazo racional llegamos a una propuesta”, expresó el gobernador cordobés Juan Schiaretti, quien además aseguró que la iniciativa aprobada en Diputados “suena a algo improvisado que nos hace como país, impredecibles”.

Por la Ciudad de Buenos Aires, el vicejefe de Gobierno, Diego Santilli, enfatizó que el proyecto opositor es “irracional e irresponsable” y “absolutamente regresivo y distorsiona los ingresos” del distrito porteño, generando un “impacto de más de 1.700 millones”. “Tenemos que lograr un proyecto serio y razonable”, afirmó.

gobernadores-en-el-senado

(La Nota digital)

Anuncios