Paritaria docente: gremios quedaron “atónitos” y esperan una oferta seria

Los sindicatos entrerrianos rechazaron el 6 % de incremento salarial.

agmer-paritarias
Foto: APF

Los representantes de la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer), la Asociación del Magisterio de la Enseñanza Técnica (AMET), el Sindicato Argentino de Docentes Privados (Sadop) y la Unión de Docentes Argentinos (UDA), brindaron una conferencia conjunta en la sede central de Agmer, tras la primera reunión formal que mantuvieron con autoridades del Gobierno provincial en el marco de la paritaria salarial.

Allí el secretario General de Agmer, Fabián Peccín, ratificó el rechazo a la propuesta transmitida por el presidente del Consejo General de Educación (CGE), José Luis Panozzo, de un seis por ciento de incremento salarial. Y confirmó la declaración del estado de conflicto de la docencia entrerriana.

Sorpresa

“Nos sorprendió el seis por ciento. Está totalmente lejano a lo que los compañeros en las asambleas y el Congreso de la entidad habíamos determinado para pedir en el ámbito paritario”, expresó el secretario General de AMET, Andrés Besel. “Esperamos que este miércoles el Gobierno haga un esfuerzo importante, porque estamos lejos de lo que aspiramos para recuperar el poder adquisitivo”, agregó. “La suba de la canasta, de los impuestos y de los servicios es para todos. Esa política debe ser subsanada por un aumento salarial que alcance a recuperar el poder adquisitivo”.

También cuestionó “la indiferencia del Gobierno nacional” que desconoce “de manera totalmente arbitraria” a la paritaria federal “después de tantos años de lucha para obtenerla”. Besel agregó en el mismo sentido: “Rechazamos y repudiamos esa indiferencia y esperamos que el presidente a la brevedad tome la iniciativa de recuperar esa herramienta para que los trabajadores de la educación en toda la Argentina podamos discutir un salario de manera consensuada para que ningún maestro cobre por debajo de la pobreza. Ese es el espíritu con el que vamos a las reuniones y vamos a ratificar la necesidad urgente de la paritaria nacional”.

“Enmudecidos”

La secretaria de Educación de UDA, María Rosa Ramírez, dijo que de la paritaria salieron con una sensación de “desconcierto”.

“Quedamos enmudecidos, porque sinceramente es una tomada de pelo”.

“Bajo la forma de un sofisma se nos quiere hacer creer que ningún docente quedaría bajo la línea de pobreza con este aumento, que sería una liquidación complementaria para el cargo testigo. Estamos hablando de 580 pesos en enero y febrero, con un aumento del seis por ciento a partir de marzo”.

“Sentimos desconcierto y que hemos retrocedido en derechos, porque también hoy estamos reclamando la paritaria nacional”. Sobre este último punto lamentó: “Hay un desconocimiento de la historia de lo que han significado las luchas. Una entendía que el Gobierno provincial podía diferenciarse del Gobierno nacional con cierta sensibilidad. Pero hemos visto que no, que está en la misma sintonía o peor”.

“Atónitos”

El secretario General de Sadop, Sergio Pesoa, expresó: “Esperábamos una propuesta seria y superadora. Hemos quedado realmente atónitos. Ahora estamos a la espera de que el Gobierno estudie lo que ha presentado y nos dé una solución”. Lamentó que las expectativas que llevaron a la mesa paritaria resultaran mancilladas.

“El anuncio nos dejó con la boca abierta”

Y también se refirió a la paritaria federal. “En el ámbito nacional, nuestro Congreso ya resolvió que si no hay llamado a paritaria nacional, iniciaremos el paro el 6 de marzo”

(La Nota digital)

Anuncios