El concejal del Frente Renovador – FR solicita “control social” frente a la mega-obra que controla el flujo del río Uruguay en la región.

Salto grande represa
Foto: archivo Salto Grande

Con el río ascendiendo a 14,50 metros frente al puerto local y el lago a 32,70 metros, la solicitud del intendente Enrique Cresto a la Comisión Técnica Mixta de Salto Grande – CTM de no subir más la altura del río hasta que el Lago no ascienda cayó en saco roto. De hecho, en el último parte la CTM anunció que el río llegará a los 14,80 metros para mañana y tenderá a los 15,20 metros el lunes.

El concejal Daniel Cedro UNA-FR dijo a Diario Concordia que se debe comenzar: “a discutir fuertemente el control social que tiene la comunidad respecto de Salto Grande, particularmente en un caso de emergencia como el que estamos viviendo”. “En casos de emergencia las decisiones no son unilaterales. Son colectivas y el ámbito es Defensa Civil. Eso tiene que quedar claro”, subrayó.

El concejal sostuvo que el ámbito propicio y adecuado para toda discusión en lo que es la emergencia es Defensa Civil. “No solo porque se ha generado un ámbito plural como ese desde la inundación anterior sino porque es la propia ley la que establece que, en caso de emergencias, es la propia Defensa Civil la que centraliza todas las acciones y decisiones a tomar”.

Además Cedro dijo que, en diálogo con el ex gobernador Jorge Busti, el dirigente le manifestó que en las primeras inundaciones que le tocó afrontar como intendente “había un fuerte control social de lo que tenía que ver con las operaciones de la represa”. Por ello, el edil pidió que se vuelva a ese escenario reiterando la posibilidad de influir directamente sobre las decisiones que se adopten en el seno de la represa.

“La represa tiene que estar a disposición de los intereses de la ciudad”

Además mencionó que las decisiones políticas deben tener primacía sobre las cuestiones técnicas en función de los intereses que se afectan. En ese sentido, las opciones son claras: se afecta a los pobladores de las localidades aguas abajo (en Concordia nada más ya son más de 1.800 personas) o se perjudican a 10 ribereños aguas arriba. “¿Cómo se le responde a la gente que el Lago está casi vacío y aguas abajo la mayoría de la gente está inundada? Esas son decisiones que se deberían tomar de común acuerdo con todo el ámbito de Defensa Civil. No es una cuestión únicamente de Salto Grande porque afecta a la gente aguas abajo. Estas decisiones inconsultas que se toman entre tres o cuatro afectan a la mayor parte de la población”.

Más adelante, Cedro indicó que el personal de CTM en las reuniones de Defensa Civil da explicaciones de tipo técnica respecto de las lluvias cuando se los consulta sobre el nivel del Lago. Pero, en su criterio, debería predominar una decisión política respecto de esos cálculos. “Me parece que la decisión sobre cómo se debería operar debería partir de una decisión política de a quien vamos a inundar y a quien no vamos a inundar. Hoy la primacía es defender a la ciudad y no los intereses de tres o cuatro aguas arriba”, expresó.

En CTM se toman decisiones propias o lo hecho por Roberto Niez de ir a dialogar con los vecinos es una manera de intentar dar una cierta imagen de transparencia que en realidad no se cumple, sostuvo el edil. Cedro recordó que incluso Niez obtuvo reacciones contrarias de algunos vecinos.

Al término de una reunión de Defensa Civil que hubo días pasados, Cedro sostuvo que si el presidente de CTM careciese de idoneidad debería renunciar. Y hoy volvió a ratificar esa postura. “No quedan muchas alternativas posibles y más en una situación difícil. Debería renunciar quien no se encuentre en condiciones de hacer frente a una cuestión de emergencia y más en este caso que no hay muchas alternativas”.

De la misma forma, admitió que existe una ordenanza del año 89 que no permite el asentamiento de viviendas debajo de la cota 14. Admitió que la erradicación es un proceso que se viene cumpliendo con mucha lentitud. Pero ello no da a las autoridades de CTM inmunidad para inundar todo hasta esa marca. “No estamos en la época de Cacciatore (Osvaldo, intendente de facto de la ciudad de Buenos Ares) para pasar la topadora”, recalcó. Por ello, señaló que si bien por distintas circunstancias no se pudo cumplir con la norma, en una emergencia no se pueda hacer: “la de Cacciatore y pasar topadora y ya estamos”. Además el río ya pasó la cota 14 y sigue avanzando.

(La Nota digital)

Anuncios