Ramonita dice que “es posible que el Che guevara haya podido venir a Villaguay porque viajaban mucho por negocios y se relacionaban con gente de mucho poder económico”.

AP Noticias

Antonia López, “Ramonita”, trabajó gran parte de su vida con familiares de El Che Guevara en tres establecimientos rurales, El Malagueño y La Paterna en el departamento Villaguay y El Moro en San Antonio de Areco. “Mis patrones fueron como de la familia, muy buenos y bondadosos, yo me crié con ellos y me siento orgullosa de hablar de estos recuerdos”.

“Conocí a José Antonio Guevara y su hijo mayor que se llamaba igual, todos ellos y las chicas fueron muy buenos y me ayudaron mucho a mi y a mi familia”. Antonia recuerda que ellos la rebautizaron con el nombre de Ramonita como ahora la conocen todos y trabajó con los Guevara por intermedio de su padre porque contrataron a toda la familia para distintas labores, “nos criamos con ellos, dice con alegría y agrega: conocí muchos lugares porque viajabamos mucho en avión a todos lados”. “A El che Guevara lo conocí, era un muchacho muy bueno y lo trataba mucho porque le servía todo, era muy amable y tendría en ese momento unos 23 o 24 años, no hablaba mucho, era muy serio y reservado”. Ramonita dice que “es posible que el Che guevara haya podido venir a Villaguay porque viajaban mucho por negocios y se relacionaban con gente de mucho poder económico”. “El patrón nos anunciaba la visita que vendría y nos decía que llegaría un sobrino al que le decían el Che y dijo que lo presentaría como ocurrió cuando me lo presentó él me abrazó y me dio un beso, yo era chica tendría 14 años, él era muy elegante y alto, era muy lindo hombre y tenía barba, pelo medio largo y siempre andaba con boina negra”. Yo crié a los hijos menores cuando mi patrón se quedó solo porque se separó de su esposa, después tuvo otra pareja y hasta hoy sigo en contacto con Ramón, mi preferido, cada vez que voy a Buenos Aires”. “Mi patrón me regaló una casa en San antonio de Areco donde hoy viven mis hermanas, porque me vine a vivir a Villaguay cuando murió mi padre y me dedico a la sanación de la gente, pero tengo todo en mi casa allá”. En la pared hay un cuadro con la foto de “Pepito” Guevara el hijo mayor de su ex patrón y el padre de Ramonita, simbolizando un gran recuerdo de su vida.

Foto: Ramonita y Orlando Retamar.

(La Nota digital)

Anuncios