¿El candidato de Monsanto?

Roberto Salvarezza marginó del CONICET al principal investigador sobre el glifosato: el Dr. Andrés Carrasco.

Salvarezza-conicet
Foto: Border Periodismo

Hace horas se conoció la noticia: tras una dura batalla legal, el glifosato es catalogado como cancerígeno en el estado de California. Al mismo tiempo, se informó que el doctor en Bioquímica Roberto Salvarezza es candidato de Unidad Ciudadana.

Nos cuenta Fernanda Sández que en 2009, el médico e investigador del CONICET, Andrés Carrasco “verificó en su lugar de trabajo -nada menos que la jefatura del Laboratorio de Embriología de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Buenos Aires- cuál era el efecto de los herbicidas formulados en base a glifosato sobre distinto tipo de embriones”. El resultado fue abrumador e iba desde la muerte del embrión hasta la aparición de todo tipo de malformaciones. “Algunas de las mismas patologías que el doctor Carrasco había podido testimoniar durante su recorrida por los pueblos fumigados de la Argentina”.

Le adelantó sus observaciones al periodista Darío Aranda, que publicó esa entrevista en el diario Página/12.

“A partir de eso, el doctor Andrés Carrasco no sólo fue amenazado y perseguido sino que también su nombre comenzó a ser palabra prohibida dentro del stablishment científico local”, agrega la autora de La Argentina fumigada.

CAMPAÑA DE DESPRESTIGIO

“Luego de esa denuncia, el CONICET presentó un documento en el que, en resumen, aseguraba que “bien empleado” el herbicida sospechoso no presentaba inconveniente alguno. El informe oficial sobre el tema clonó el tranquilizador discurso de la industria al respecto. Y la persecución sufrida por Carrasco fue una clara señal para cualquier otro científico que planeara ponerse a investigar eso que no debía ser investigado”. En 2014, Salvarezza firmó un documento denegando el ascenso de Carrasco como investigador superior. En mayo de 2014, Carrasco falleció.

En Colombia el glifosato fue prohibido en el año 2015 por el presidente Juan Manuel Santos.

BOICOT

“Salvarezza fue uno de los que boicoteó a Carrasco y apoyó una evaluación insólita para denegar su promoción. Además, su gestión en el CONICET –como la de Barañao en el Ministerio de Ciencia- fue un modelo científico totalmente volcado a las empresas en general y al extractivismo en particular: fracking, agronegocios, etc. Tienen la misma mirada de la ciencia-empresaria”, afirma el periodista Darío Aranda.

(La Nota digital)

Anuncios