J. Báez

El Foro Waj Mapu y la reserva natural El Ceibo alertan a la población sobre las consecuencias de la mega obra de origen chino.

“No hace falta el acueducto en una zona donde llueven mas de 1.500 milímetros por año, y va en aumento”.

Las ONG’s alertan sobre el desmonte y la pérdida de flora y fauna; además de favorecer nuevas inundaciones y el uso desmedido de agroquímicos.

También apuntan a la creación de nuevos impuestos para pagar el crédito de origen chino. Cabe destacar que el Superior Tribunal de Justicia de la provincia de Entre Ríos todavía no resolvió si la Ley provincial que autorizó todos estos movimientos es “constitucional”.

Por otro lado, la Legislatura entrerriana no quiere perder el empréstito oriental y ya armó una comisión multipartidaria para “controlar” el gasto. El PRO Entre Ríos – que era el más duro- aflojó la crítica pública por orden del ministro Rogelio Frigerio. “Hay que desensillar hasta que aclare”, murmuró un lobbysta.

(La Nota digital)

Anuncios