Obispo desmintió a Bullrich

Crimen del joven mapuche: el obispo de Bariloche pidió diálogo al Gobierno para que “no se sumen más muertos”.

Juan José Chaparro manifestó su “preocupación” y “dolor” por el asesinato de Rafael Nahuel a manos de la Prefectura. También dijo desconocer la existencia de la RAM. “Me parece que se está armando un enemigo”, sostuvo y aseguró que “la gran mayoría del pueblo mapuche no se identifica con la violencia”.

Tras acompañar a la familia del joven asesinado durante la represión en la comunidad mapuche Lafken Winkul Mapu, en Villa Mascardi, el obispo Juan José Chaparro reclamó al Gobierno de Mauricio Macri que favorezca “canales de diálogo y caminos racionales, dentro del marco de la ley”, para que “no se sumen más muertos”.

“Hay que dialogar y hacer todo lo posible por salvar vidas humanas, que es lo supremo que tenemos”, subrayó el obispo de Bariloche en diálogo con radio La Red.

Consultado sobre la llamada Resistencia Ancestral Mapuche (RAM), utilizada por el Gobierno para justificar la avanzada sobre las comunidades originarias que reclaman sus tierras, Chaparro dijo no saber qué entidad tiene: “Me parece que se está armando un enemigo. Yo no conozco su existencia”.

“No siempre que ocupen un lugar significa que son grupos RAM. Acá ha habido desalojos históricos que han sido con violencia. Hay que distinguir. Cuando uno ocupa un predio en Buenos Aires, puede que haya una actitud violenta, pero de ahí a que sea un ejército organizado con armas de grueso calibre, hay una distancia muy grande”, graficó.

El obispo aseguró que “la gente de origen mapuche que está en nuestra ciudad tiene nombre, trabaja, algunos son concejales, y después hay organizaciones que son comunidades y han estado trabajando para conseguir su tierra de una manera legal”.

“Hay distintos colectivos, como el Parlamento Mapuche, hay diversidad. Pero la gran mayoría del pueblo mapuche no se identifica con la violencia ni con el RAM, al contrario”, concluyó.

(La Nota digital)

Anuncios