Más de 100 mil personas ya se inscribieron en el ReNaTEP

En menos de un mes, el Registro de Trabajador@s de la Economía Popular – ReNaTEP tuvo inscript@s de todas las provincias.

Más del 49% de las registraciones son de mujeres, frente a un 33,6% de hombres.

Más de 100 mil personas se inscribieron ya en el Registro Nacional de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Popular – ReNaTEP. La iniciativa, impulsada desde el Ministerio, apunta a conocer de manera detallada la situación laboral de un importante sector que comprende a unas 6 millones de personas.

Según el director nacional de Economía Social y Desarrollo Local, Pablo Chena, el balance de los pocos días que lleva en marcha el registro, el cual se abrió el 7 de julio, es más que positivo: “Pese a que estamos iniciando de manera gradual, por ahora solamente vía página web, en poco tiempo ya tiene un caudal de inscriptos interesante”.

Más de 100 mil personas ya se inscribieron en el ReNaTEP — Diario El Faro

Heterogeneidad


Otro de los datos a los que apunta el ReNaTEP es diferenciar las distintas actividades que se desarrollan en ese amplio sector de la economía productiva y de servicio. Así, se distinguen en el formulario de inscripción, ocho segmentos de la economía popular: 1) Comercio popular y trabajos en espacios públicos 2) Recuperación, reciclado y servicios ambientales 3) Construcción e infraestructura social y mejoramiento ambiental 4) Industria manufacturera 5) Servicios socio-comunitarios 6) Agricultura familiar y campesina 7) Transporte y almacenamiento 8) Servicios personales y otros oficios.

“Estamos buscándolos como trabajadores y trabajadoras, en su lugar de trabajo, en su actividad, en su rama productiva que son, al menos, no convencionales; que nacen en muchos casos de la cercanías con las necesidades que tiene el barrio. Son trabajadores y trabajadoras que inventan sus propios trabajos en función de las necesidades que ven en su medioambiente social”, explicó Chena y de ahí la heterogeneidad de los trabajos y las variaciones en las formas de llevarlos adelante.

“Pueden ser independientes, pueden ser asociados, cooperativas, proyectos productivos, pequeños emprendimientos de la agricultura familiar o hasta empresas recuperadas importantes. Desde grandes cooperativas o empresas recuperadas, a trabajadores independientes”.

Foto. EF