Rebelión en la CGT

Reclaman la aplicación de la Ley de Cupo en la CGT.

Así lo expresaron las Mujeres Sindicalistas a través de un comunicado que emitieron en el cual exigen que haya cargos titulares que cuenten con “representación femenina”.

A través de un comunicado que se replicó en las redes sociales de la mano de Vanesa Siley, secretaria general de la Federación de Sindicatos de Trabajadores Judiciales, y por Alejandra López, secretaria general del Sindicato Argentino de Docentes Privados (SADOP Capital), ‘Mujeres Sindicalistas’ reclamaron el cumplimiento de la Ley de Cupo Nº 25.674 para que el 30 por ciento de los cargos titulares de las secretarías existentes cuenten con representación femenina.

“Falta un número importante de compañeras en puestos de decisión dentro de la CGT”, y dejaron en claro que “no nos interesa mejorar la foto, sino estar sentadas en la mesa donde se toman las decisiones”, manifestaron en el cuerpo del texto y agregaron: “Queremos que nuestras miradas y perspectivas sean parte de la agenda del movimiento sindical para incidir con firmeza sobre el mundo laboral, la dignidad de los salarios y las condiciones de Medio Ambiente del trabajo”.

“Dado que las mujeres sindicalistas no hemos sido consultadas para realizar esta reforma, y en el actual contexto carecemos de representación en ese debate, queremos expresar públicamente nuestra posición”.

Cuerpo del texto

1- De cara al Congreso de Renovación de Autoridades, de fecha 11 de noviembre de 2021, EXIGIMOS SE CUMPLA CON LA LEY DE CUPO Nº 25.674 que nos permitirá integrar la nueva conducción con una representación del 30% en los cargos titulares de las Secretarías existentes. ESTE PISO TIENE VIGENCIA Y DEBE SER RESPETADO y después, con nosotras ya incorporadas, construir colectiva y democráticamente la igualdad.

2- El planteo de “Cargos titulares alternos” donde las compañeras intervengan cuando los temas son “de mujeres” o “secretarías con varones titulares y mujeres suplentes” NO TIENE COMO FIN LA BÚSQUEDA DE IGUALDAD. Más bien entendemos que implicaría relegarnos a un segundo plano. Falta un número importante de compañeras en puestos de decisión dentro de la CGT, muchas de nosotras lideramos espacios locales y regionales, tenemos vocación de representación y entendemos que no se puede seguir esperando: ya es tiempo de integrarnos a la conducción nacional. No nos interesa mejorar la FOTO, sino estar sentadas en la mesa donde se toman las decisiones.

3- La conducción bipartita de las secretarías, con dos personas ocupando un mismo cargo, puede atentar contra el funcionamiento de la CGT y ser fuente de conflictos que dificulten la operatividad necesaria, incluso a riesgo de poder verse tensionado nuestro modelo sindical y el marco normativo que lo explicita.

4- Estamos convencidas de que nuestra participación fortalecerá la CGT dándole mayor legalidad, pero fundamentalmente mayor legitimidad. Queremos que nuestras miradas y perspectivas sean parte de la agenda del movimiento sindical para incidir con firmeza sobre el mundo laboral, la dignidad de los salarios y las condiciones de Medio Ambiente del trabajo. Somos las mujeres las que tenemos los peores índices económicos: menor ocupación, menor salario, menor registración, menor salud y, por lo tanto, somos también las mujeres las que debemos dar solución a estos problemas. La UNIDAD de la CGT necesita un programa que contenga estas demandas, y es con las compañeras adentro.

Foto. MS