Interna al rojo vivo

Cambiemos es un polvorín en el Senado.