Por la nota de las familias numerosas de La Paz, fracasó la conciliación

Juliana di Tullio, Diana Conti y Teresa García, tres diputadas del Frente Para la Victoria (FpV) y un abogado del diario Clarín no llegaron a un acuerdo en la primera conciliación. Para ellas, la nota sobre “fábrica de hijos” significaba “una flagrante ofensa” para las argentinas, y el medio justificó ese término.

Tres diputadas del Frente para la Victoria y un abogado en representación del diario Clarín no pudieron llegar a una conciliación por el conflicto que desató una nota del matutino, que testimoniaba la situación de mujeres de bajos recursos que tenían hijos para cobrar una pensión. Para las legisladoras significaba una “flagrante ofensa” para las argentinas. Cabe mencionar que la nota alude a la situación que atraviesan las mujeres en La Paz donde van tras una familia numerosa para acceder a los beneficios sociales.

Las diputadas Juliana di Tullio, Diana Conti y Teresa García habían presentado una acción de amparo a la Justicia para que el supuesto culpable “repare las consecuencias perjudiciales devenidas desde la publicación”, a lo que Clarín respondió diciendo que la denuncia no valía porque las diputadas no eran afectadas directas.

Una resolución de la jueza Inés Sotomayor resolvió negar la excepción al diario, ya que las “diputadas, como funcionarias públicas, están facultadas para poder denunciar bajo la denominación de acción colectiv ”, explicó a este medio la jefa de prensa de Conti, la diputada ultra K y candidata a renovar su banca en la Cámara Baja.

Una de las propuestas conciliatorias de Conti fue la de que Clarín publicara una nota de la misma temática pero con “pensamiento diferente, sin que fuera una réplica, sin que el diario quedara expuesto”, informa su asesora de prensa, pero el diario “se negó” y se “justificó” con la “libertad de prensa”.

El multimedio de Ernestina Herrera de Noble defendió la utilización del término “fábrica de hijos” por ser un “término social”. Desde el despacho de Conti advirtieron que esa fue una de las expresiónes que más habría motivado la denuncia y que fue incluída en el título de la nota. “Nosotros queremos que el esterotipo se diluya y que un medio no use ese tipo de expresiones”, dijeron.

El caso está a cargo de la jueza Inés Sotomayor, en el juzgado civil 20 de Talcahuano 550.

(RN)