Caccioppoli relaciona las amenazas con un represor de la Policía Federal

La abogada que sufrió destrozos y quema de documentos en su estudio jurídico vinculó el hecho a la causa en la que se imputó a un alto funcionario de la Policía Federal en época de la dictadura. Isabel Caccioppoli, de Concepción del Uruguay, recibió el apoyo de las secretarías de Derechos Humanos de la provincia y la Nación.

Concepción del Uruguay fue escenario de un hecho intimidatorio. La abogada María Isabel Caccioppoli, que lleva adelante las causas contra represores de la dictadura, sufrió un ataque en su estudio en la madrugada de este jueves. Los delincuentes realizaron destrozos e incendiaron documentos, pero no robaron ningún elemento de valor. La Policía maneja al menos dos hipótesis, pero la más firme está relacionada a las causas por delitos de lesa humanidad.

Indica Página Política que la doctora no dudó en vincular el hecho con el caso que involucra al segundo jefe de la cúpula de la Policía Federal, José Darío Mazzaferri, imputado en una causa iniciada por la denuncia del profesor César Román por violaciones a los derechos humanos ocurridas en 1976 en esa ciudad. De acuerdo a la denuncia, Mazzaferri -entonces un oficial joven de la Federal brava- participó del grupo de tareas que secuestró y sometió a tormentos a un grupo de militantes del Centro de Estudiantes de la Escuela Normal.

“En la causa César Román hay varios de los involucrados que están con prisión domiciliaria y uno que está prófugo y que siempre ha sido motivo de mi preocupación que es el señor Mazzaferri. (Éste) al momento de la imputación estaba como segundo jefe de la Policía Federal Argentina. Conoce mucho de estrategias de amedrantamiento”, aseguró la abogada querellante.

Más adelante, la víctima saludó “todo el apoyo de la Secretaría de Derechos Humanos de la provincia y de Eduardo Duhalde, titular de la Secretaría de DD.HH de la Nación. También he tenido apoyo de todas las asociaciones y vecinos”, agregó en declaraciones al programa En el dos mil también que se emite por FM Litoral.

“No se ha pedido documentación valiosa porque llegaron tarde. La semana pasada ya fue entregada al Juzgado Federal”, contó Caccioppoli, quien señaló: “Los querellantes ni los abogados en temas de derechos humanos no estamos protegidos.

“Hay sectores que sueñan con el perdón”, concluyó.

(La Nota digital)