Hay más trabajo registrado y descendió un 15 por ciento la asignación universal

El aumento del trabajo registrado en la provincia originó una disminución del 15 por ciento en la cantidad de personas que perciben la Asignación Universal por Hijo. El dato surge de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) que advirtió un incremento en las asignaciones familiares.

“Un importante número de entrerrianos que percibían la Asignación Universal por Hijo dejaron de hacerlo porque accedieron a un trabajo registrado. Es decir, la provincia crece con inclusión social”, sostuvo el ministro de Trabajo, Guillermo Smaldone.

El ministro Smaldone indicó que en las inspecciones del Ministerio de Trabajo se ha advertido un fuerte incremento del trabajo registrado en Entre Ríos, además de la recaudación de los dos últimos meses del Ministerio que superó el mismo parámetro del año anterior.

“Con esto más familias cuentan con seguridad social. Es decir, el dato estadístico es espectacular para Entre Ríos porque demuestra que el trabajo acompaña al crecimiento de la provincia. El trabajo crece con inclusión social”, remarcó.

En ese marco, precisó que en Concordia se registró el índice más bajo de desocupación de los últimos tiempos al estar en el 5,6 por ciento, mientras que en Paraná está un poco más arriba.

Por su parte, la titular de la Delegación Entre Ríos del Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses), Adela Esparza, informó que descendió el número de beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo y se incrementó las asignaciones familiares. “La Asignación Universal indica que papá y mamá no tienen trabajo, y a 2011, porque de 2012 todavía no tenemos números, habían aumentado las asignaciones familiares de los trabajadores. Han cambiado de una a la otra. Es decir, muchos de los beneficiarios de la Universal pasaron a la Asignación Familiar que es la que cobran los papás que tienen trabajo”, remarcó Esparza.

Comentó que al tener trabajo el padre o la madre, el 15 por ciento de los beneficiarios de asignaciones universales se transformaron en asignaciones familiares. “Los papás consiguieron trabajo y cobran asignaciones familiares. Es decir, significa que hay mayor cantidad de trabajo registrado”, remarcó.

Ayuda escolar

En cuanto a la escolaridad, Esparza dijo que la ayuda escolar se pagó siempre para los padres que tienen trabajo, para los jubilados y pensionados y para las pensiones de ex combatientes. “La diferencia de este año es que se pagó en forma masiva. Es decir, se hizo el pago a todos los chiquitos que tiene entre cinco y 18 años, y ahora, a partir del momento que se les paga, los papás tienen que presentar los certificados escolares”, precisó. Por lo cual, “los que cobraron tienen que justiciar que esos chicos están en la escuela, y si para el 31 de octubre esos certificados no se presentan, se descontará lo abonado”, acotó.

(DGIP)

Anuncios