Se desarrollan proyectos culturales del Programa Identidad Entrerriana

En total son 18 proyectos culturales los que se encuentran en plena marcha en toda la provincia en el marco del Programa Identidad Entrerriana. Los mismos abordan alguna de las cuatro temáticas: Historia del tren en Entre Ríos, Medio ambiente e identidad, Inclusión social para la construcción de la identidad y Gestión cultural.

El Programa Identidad Entrerriana surge del convenio oportunamente celebrado entre el Gobierno de Entre Ríos, a través del Ministerio de Cultura y Comunicación, y el Consejo Federal de Inversiones (CFI), y tiene el apoyo de la Unidad Ejecutora Ferroviaria de Entre Ríos (UEFER).

Producción audiovisual

Uno de los proyectos es “Cardenal” y está a cargo de Juan Manuel Etchepare. Consiste en el dictado de talleres de producción audiovisual en Basavilbaso y San José, que reúne a personas de otras ciudades como Urdinarrain, Villa Mantero, Herrera, Rocamora, Concepción del Uruguay, Colón, Liebig y Paysandú (República Oriental del Uruguay).

Los talleres son gratuitos y abiertos, y se articulan con seminarios dictados por profesionales del medio audiovisual sobre distintas índoles como introducción al video digital, guión, dirección de fotografía y microfonista para cine.

Etchepare comentó que los talleres comenzaron en el mes de marzo en las mencionadas ciudades, con una importante concurrencia.

Las charlas de los profesionales están siendo coordinadas con el Sindicato de la Industria Cinematográfica Argentina (SICA) y la Asociación Argentina de Autores de Fotografía Cinematográfica (ADF).

El objetivo final del emprendimiento respaldado por el Programa Identidad Entrerriana, es la realización de un cortometraje por parte de cada taller y, de esta manera, sentar precedente ante la posibilidad de conformar grupos de trabajo audiovisuales en cada región que puedan interactuar entre sí, propiciando el ensamble de los mismos en una futura asociación de trabajadores afines a la producción audiovisual, que pueda gestionar nuevos proyectos de producción y capacitación audiovisual.

El proyecto es avalado por el Instituto Audiovisual de Entre Ríos, que contempla desde sus inicios la importancia del desarrollo de la producción y la capacitación audiovisual en la provincia. Asimismo, cuenta con el apoyo de los municipios.

Las próximas charlas serán sobre Sonido Directo el 14 y 15 de abril en San José, y sobre Guión los días 5 y 6 de mayo en Basavilbaso. A fines de abril comenzará la primera de cinco charlas sobre Dirección de Fotografía.

Lengua de Señas

En el departamento Colón, el proyecto en marcha se denomina Lengua de Señas en Foco, y su principal objetivo es desarrollar manifestaciones artísticas vinculadas a la Lengua de Señas y a la comunidad sorda. En este sentido, se llevará adelante una muestra de fotos itinerante (20 cuadros de personas comunicándose a través de la lengua de señas), una obra de teatro inclusiva (en lengua de señas y lengua oral) y encuentros de artes para chicos sordos.

Una de las promotoras del proyecto, Paola Rochas, integrante de la Fundación Le Ralos, opinó que “históricamente las personas sordas han sido concebidas como “oyentes defectuosos”, personas in-válidas (sin valor), minusválidas (menor valor) o discapacitadas (sin capacidades), por lo cual, su participación ciudadana ha sido limitada y condicionada a una serie de factores tales como el manejo de la lengua oral, la escritura y lectura, estableciéndose así una relación de jerarquía y asimetría de poder entre los oyentes y los no-oyentes”.

Además, Rochas sostuvo que “la cultura mayoritaria oyente, al igual que cualquier cultura mayoritaria, genera mecanismos de exclusión permanentes y diversos que perduran hasta nuestros días” por lo que “los sordos han conformado comunidades, demuestran conciencia y sentido de pertenencia a esa comunidad, con un intenso significado afectivo ligado a esta pertenencia”.

Rochas manifestó que la Lengua de Señas “es el elemento fundamental a través del cual se construye esa identidad hacia la cultura sorda; es su lengua natural”, en tanto la comunidad sorda “desea participación y no ser representados por otros, desea transformaciones institucionales que permitan que la comunidad pueda expresar sus necesidades e intereses más esenciales, y no ser «narrados» por otros, y por sobre todo, vivir dignificados ante otras comunidades”.

El desafío está en “solucionar «cómo acompañarnos» unos a otros en el camino, respetando las particularidades de las personas y de los grupos, es decir, la convivencia de las identidades, cada uno con su propia identidad y desde el respeto mutuo”.

Tres dibujantes entrerrianos

El proyecto que encabeza Marcelo José Vázquez desde Concordia, consiste en recrear, mediante una recopilación de imágenes, obras, documentos y textos explicativos, un análisis crítico y una sinopsis del dibujo entrerriano, la importancia y su legado para la provincia y el país, a través de diversas instancias y representantes destacados de los últimos tiempos.

El análisis agrupa, en particular, a tres exponentes de similares trayectorias, como lo son: Roberto González (nacido en Gualeguay en 1931), Julio Martínez Howard (nacido en Villa Crespo en 1932) y Nicolás Passarella (nacido en Concordia en 1941).

La investigación abarca el estudio e importancia en las similitudes y diferencias de las trayectorias, trabajos y acciones de éstos creadores (análisis comparado), y su predominio en las características esenciales del arte contemporáneo entrerriano, sin dejar de lado sus relaciones y gravitación en el contexto nacional.

Vázquez señaló que “la elección de los tres artistas, como realizadores de una obra que no se desvincula del contexto estético-social de Entre Ríos, junto a otros elementos de valoración probatoria, permiten señalar un nuevo abordaje identitario, en este caso, con centro en el campo de las artes visuales”.

Es a partir del emprendimiento impulsado por el Programa Identidad Entrerriana que se pretende “reconocer e infundir temas y modelos paradigmáticos del lugar de origen, analizando a partir del panorama artístico provincial la obra de los creadores, abarcando su labor no sólo desde su expresión artística en sí, sino también verificando la misma como una verdadera cualidad de afirmación social, reflexión e integridad cultural”, expresó Vázquez.

En este sentido “se distingue particularmente para ello, la función de los artistas mencionados, diversos en lo formal y conceptualmente, pero con instancias comunes, experiencias similares, impulsos y legados vigentes a la actualidad” ya que los mismos “poseen características de innegable autenticidad que los proyecta dentro de la historia del arte con repercusión nacional”.

El trabajo pretende poner en circulación y hacer visibles obras, hechos, datos y análisis, que de otro modo permanecerían dispersos, inconexos y en lugares estancos.

En esta primera instancia, Vázquez confirmó que se está efectuando un relevamiento de obras y recopilación de documentación, antecedentes y datos generales de la temática y los autores antes descriptos.

Nueva etapa de Pueblos que Resisten

Verónica Robaldo y Herman Fandrich comandan un equipo que trabaja en un documental, cuyo objetivo fundamental es darles voz a los habitantes de Irazusta, a través de un cortometraje documental-testimonial. El proyecto audiovisual que comenzó su rodaje en la localidad en 2011, inicia su segunda etapa de producción en el marco del Programa Identidad Entrerriana.

La iniciativa surgió a partir del ya conmemorado centésimo aniversario de Villa Eleonora – Irazusta, una localidad radicada dentro del departamento de Gualeguaychú en riesgo de desaparición, lo que conlleva la pérdida gradual y definitiva de un invaluable patrimonio cultural y anecdótico.

Uno de los acontecimientos destacados que ocurrirá próximamente, es el desarrollo de una jornada de filmación a bordo del tren que une el pueblo de Irazusta con la ciudad de Buenos Aires.

Al respecto, Verónica Robaldo, directora del documental, expresó: “Nos pone muy contentos retomar el rodaje en una jornada tan importante como esta. El tren es una metáfora de la necesidad de lazos culturales, para evitar la pérdida de un patrimonio valioso”.

Herman Fandrich, co-responsable del proyecto, manifestó que “este momento es clave para completar un relato que venimos desarrollando desde hace tiempo, y que sigue creciendo”.

Entre las demás actividades previstas para este año se encuentran dos jornadas adicionales de rodaje, sumadas a la edición, masterización y postproducción del material, cuya finalización se estima para septiembre de 2012.

(La Nota digital)

Anuncios