Paraná: el Municipio no avala el cierre del acceso a la costa en la zona de la ex fábrica Pórtland

El secretario de Infraestructura de la Municipalidad de Paraná, Guillermo Federik, indicó que la comuna denegó la factibilidad del proyecto inmobiliario que incluyó el cierre del acceso a la costa en la zona de la ex fábrica Pórtland, cuestión por la cual reclaman los vecinos del lugar.

Dijo también a la agencia APF que es la Justicia quien debe dirimir el tema del alambrado puesto allí. El funcionario reiteró que es voluntad de la actual gestión la declaración de utilidad pública de la zona costera, para lo cual serán expropiadas propiedades, si es necesario: “No discutimos la legalidad de los títulos dominiales, pero sí queremos el acceso libre a la costa”, aseguró,

“En el caso de este emprendimiento privado, no tuvo autorización de nuestra gestión y no la tendrá. De hecho, la factibilidad de ese proyecto sobre la costa ha sido denegada, pero en todo caso a quien debiera reclamarse el tema del cerco es a la Justicia. No es potestad de la Municipalidad sacarlo o retirarlo, porque atrás hay una cuestión dominial. No convalidamos ese proyecto, pero no podemos actuar legalmente para quitar el cerco”, sintetizó Federik.

Sin embargo, contó que el Municipio se encuentra evaluando “enviar, a través de los distintos cuerpos legislativos, un proyecto de expropiación de todo un sector costero, donde no discutimos de quién es el dominio, sino que ponemos en claro que hay una declaración de utilidad pública de todo ese sector del borde, desde el Arroyo Antoñico hasta el atracadero de balsas”.

“Si en el proceso es necesario ir expropiando paulatinamente propiedades, lo haremos. Con cierta desprolijidad de la titularidad, hoy es un terreno privado. No reclamamos la titularidad municipal de ese predio, sino la libertad de acceso y tránsito en el borde costero. Estamos elaborando un proyecto para que si la ciudad decide que debe ser de uso público, entonces sea expropiado paulatinamente”, reiteró.

Consultado sobre la fecha de finalización de esa iniciativa, Federik indicó que recién está constituido el grupo técnico que se encargará de su elaboración: “Es un proyecto de envergadura para la ciudad, no sólo por lo que implica extender la costanera, desde el Club de Pescadores hasta el atracadero, con un nuevo camino costero”, detalló.

“El alambrado es legal, pero nosotros cuestionamos la accesibilidad universal al borde costero y para eso estamos haciendo ese proyecto técnico, que probablemente sea acompañado de un proyecto normativo que posibilite usar todas las herramientas, dentro de ellas está la expropiación. Mientras tanto, el grupo privado que presentó un proyecto de urbanización en el sector no cuenta con la factibilidad municipal, porque no se la hemos dado, ni se la vamos a dar”, acotó.

En este sentido, recordó que desde el inicio de la actual gestión “fuimos absolutamente claros, tanto (la intendenta) Blanca (Osuna) como yo y otros funcionarios, respecto de la recuperación de la vocación ribereña y, en este sentido, trabajaremos con todos los elementos a disposición, urbanísticos, jurídicos, etcétera, y con un proyecto atrás, para garantizar la libre transitabilidad y el libre acceso a todo el borde costero”.

Al mismo tiempo, el funcionario municipal reiteró la voluntad de la gestión de Osuna de dialogar con los vecinos que se encuentran reclamando e incluso con todos los clubes que ocupan la costa actualmente, con otras entidades, las reparticiones públicas y con los privados implicados en el uso del río. “No discutimos la legalidad de los títulos dominiales, pero sí queremos el acceso libre a la costa”, concluyó en diálogo con agencia APF.

(La Nota digital)