La conducción del sindicato ATE pidió a dirigentes “que no mientan”

El secretario Adjunto de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), Manuel Ramat, en nombre de la conducción, respondió los cuestionamientos realizados días atrás por algunas seccionales del interior de la provincia.

El dirigente destacó la cantidad de logros que se obtuvieron a través de las negociaciones con el gobierno, negó que en el sindicato haya persecución y pidió a los dirigentes que criticaron a la conducción que “por favor no mientan porque no es de este modo como se gana un espacio político y gremial”, y reafirmó: “Que digan las cosas como son y que cada uno se haga responsable del proyecto que representa”.

Días atrás las seccionales Gualeguaychú, Concepción del Uruguay, Colón, Diamante, La Paz y Victoria manifestaron su disconformidad por el aumento del tres por ciento para el segundo semestre del año y cuestionaron la “actitud de algunos dirigentes provinciales” que, “desoyendo las necesidades de los trabajadores, optaron por acordar con la patronal”.

Acusaron a la conducción de tener una “actitud complaciente” con el gobierno y fueron más allá al hablar de “persecución” a dirigentes que piensan distinto.

“Es evidente que están en juego dos proyectos de política gremial”, señaló Ramat, y agregó: “Nosotros creemos que a través de la negociación hemos conseguido un montón de logros, un aumento del 26 por ciento, pases a planta, convenios, más de mil viviendas y la posibilidad de poner en debate la situación de los trabajadores que tienen contratos de obra, punto que no estaba previsto en las paritarias”. “Todo esto se ha logrado gracias a la política gremial que llevamos adelante nosotros”, enfatizó el dirigente.

Consultado por la agencia APF, Ramat negó que en el gremio haya persecución hacia los trabajadores que tienen opiniones diferentes a las de la conducción, y marcó: “Si hay algún gremio que es absolutamente democrático, ese es ATE”.

En este sentido, mencionó que el gremio tuvo que “tolerar cosas que no debería” y puso como ejemplo lo sucedido “en la movilización de septiembre del año pasado, en la que dirigentes de la CTA Paraná agredieron a dirigentes nuestros”, acotó. “Hemos tenido una paciencia que va más allá de lo tolerable y de lo conversable”, remarcó.

“Les pido por favor a los dirigentes de estas seccionales que no mientan porque no es de este modo como se gana un espacio político y gremial, que digan las cosas como son y que cada uno se haga responsable del proyecto que representa. Ellos representan al proyecto que se basa en los postulados de lo insurreccional, de estar permanentemente en marchas, de paro, haciendo huelgas, y negándose a discutir”, finalizó diciendo Ramat.

(La Nota digital)