“El cipayismo llega a un nivel que ya casi es una prostitución”

El ex intendente de Nogoyá y actual coordinador de la Unidad Ejecutora Provincial (UEP), Faustino Schiavoni, fue otro de los dirigentes del justicialismo entrerriano que repudió el editorial del diario La Nación en el que refería al golpe de Estado del ’55.

“Es una barbaridad y se muestran tal cual son, así son, es la doctrina que justifica todo”, fustigó el actual rector del Instituto de Estudios, Capacitación e investigación del Partido Justicialista de Entre Ríos. “Yo creo, sinceramente, el cipayismo llega a un nivel que ya medio es una prostitución”, lanzó el dirigente provincial, quien cuestionó que se hable en esos términos de “gobiernos que son elegidos popularmente”.

“Los que tiraron tiros son siempre los mismos, los que tiraron en el `30, los que tiraron y bombardearon en el `55, y en el `76”, reafirmó Schiavoni, y volvió sobre la editorial del matutino porteño: “Ese artículo… la verdad me dolió el estomago después de leerlo”.

Párrafo seguido, en diálogo con el programa “En el dos mil también” que se emite por Fm Nueva Litoral y reprodujo Recintonet, afirmó: “Yo me quedo con la Argentina nuestra, la que está ahora, no con la del centenario, la de la reivindicación de determinadas pautas. Estamos en un buen presente. Perón no tuvo este contexto, no se podía tratar de hacer la patria sudamericana, era imposible. Hay que definir las políticas no solo por los que te apoyan, sino por los que te combaten”.

“Estoy convencido que es un momento interesante en un mundo convulsionado, con una América Latina que quiere ser independiente. Por supuesto que hay problemas, cada vez que lo leo a Perón lo veo más cerca”, analizó el ex presidente municipal. “Estamos renegociando la deuda y algunos están felices porque delincuentes nos ganan un fallo, o le faltamos el respeto a un presidente, a un juez. Acá el secreto es difamar, después me tengo que bancar las infamias, las denuncias, las cosas que se han dicho”, completó.

Esta semana, el vicegobernador José Cáceres había expresado: “Horroriza ver el grado de cinismo y perversión de quienes se llenan la boca hablando de libertad de expresión y derechos ciudadanos y justifican a la vez los golpes de Estado, las dictaduras y crímenes más infames de la historia argentina. El profundo sentimiento gorila y antidemocrático de un sector de la prensa opositora, que los lleva al delirio y a la mentira, es una afrenta a los Derechos Humanos y la memoria histórica de nuestro pueblo”.

Y agregó: “Francamente debí leer varias veces por Internet el pasaje sobre el golpe de 1955 de la editorial de La Nación, porque pensé que este nivel de antiperonismo irracional se estaba extinguiendo, al menos de las editoriales de los grandes medios, por más opositores que sean. Sólo la ceguera antidemocrática, acrítica y sin conciencia histórica y social, puede obviar hechos como los criminales bombardeos a la Plaza de Mayo del 16 de junio de 1955 que dejaron más de 300 muertos y miles de heridos; sólo el odio político puede pretender olvidar que el mismísimo golpe de estado del 16 de septiembre de 1955 dejó cuantiosas cantidad de muertos o soslayar referirse a los criminales Fusilamientos de León Suárez donde asesinaron a Valle y otras decenas de compatriotas”, añadió el vicegobernador.

Cáceres no escatimó argumentos para vapulear al matutino porteño por ese párrafo. Apuntó a las “intentonas golpistas, la violación sistemática de todos los derechos políticos, de expresión, de manifestación, laborales, sindicales y sociales. La intervención de los sindicatos y partidos, los arrestos masivos sin las garantías del debido proceso, la violación sistemática de la Constitución Nacional con las penas por delitos políticos fueron la constante de la dictadura que derrocó a Perón y que hoy increíblemente pretende justificar el Diario La Nación”, enumeró el vicepresidente del PJ entrerriano.

(La Nota digital)