Bonfatti inicia el proceso para la reforma de la Constitución provincial

El gobernador Antonio Bonfatti anunció que una semana después del 27 de octubre convocará a los partidos políticos con representación legislativa para plantearles la necesidad de la reforma constitucional en la provincia de Santa Fe. “Voy a proponer que el gobernador tenga una reelección, pero yo me excluyo, no voy a ser candidato a la reelección bajo ninguna circunstancia”, afirmó Bonfatti.

bonfatti reforma

“Pasadas las elecciones voy a convocar a los partidos políticos para plantear lo que vengo diciendo desde el mismo día en que asumí: la necesidad de la reforma de la Constitución”, anunció el titular de la Casa Gris a La Capital, confirmando lo que este diario había adelantado el domingo pasado.

“Mi idea es convocar, apenas pasado el 27 de octubre, a los partidos para ver si podemos consensuar algunos puntos que giren alrededor de la reforma. Esto podría ser una o dos semanas después de las elecciones legislativas”, agregó Bonfatti, quien en las últimas horas se reunió con legisladores provinciales intentado tomarles el pulso de cara a una convocatoria.

El mandatario santafesino quiere incluir en la agenda los “nuevos derechos que están fijados en los pactos internacionales; los que están en la Constitución nacional reformada (que tienen que ver con la autonomía municipal y el Consejo de la Magistratura) y que la Empresa Provincial de la Energía y Aguas tienen que estar en el Estado, porque son servicios elementales y básicos”.

Pero lo que sin duda influirá más directamente en el ánimo de la política tiene que ver con la reelección del gobernador. “Voy a proponer que el gobernador tenga una reelección, pero yo me excluyo, no voy a ser candidato a la reelección bajo ninguna circunstancia”, mensuró Bonfatti. De acuerdo a lo que pudo saber este diario, algunos legisladores de la oposición no se mostraron en contra de que el propio titular del Ejecutivo se presente en 2015 si es que se aprueba la reforma.

“Yo ya juré por otra Constitución, es imposible. Y si alguien me lo propusiera lo voy a rechazar, porque ya di mi palabra de que respetaría la Carta Magna”, despejó.

Un punto clave de una posible reforma tiene que ver con los mandatos de los legisladores, quienes actualmente no tienen limitaciones, un punto flojo de la democracia argentina y santafesina en particular. “Mi idea personal es que los presidentes de comuna tengan cuatro años en vez de dos, y que haya una reelección para todos los cargos, sean ejecutivos o legislativos”, manifestó Bonfatti.

Otra de las iniciativas que el gobernador quiere explorar está alineada con el sistema electoral para las elecciones legislativas. “Hay que establecer el sistema proporcional D’Hondt, porque ganar por un voto no debe significar llevarse mayorías automáticas en la Legislatura”, apuntó. Actualmente el Ejecutivo no tiene mayorías legislativas en las Cámaras, producto de la derrota que sufrió en esa categoría.

La Constitución establece que el ganador se lleva 28 legisladores y que el sistema D’Hondt se aplica sólo para la distribución de 22 bancas del resto de las minorías.

La Capital pudo saber que durante algunas conversaciones mantenidas con diputados y senadores, se bosquejó la posibilidad de establecer un núcleo de coincidencias básicas e, incluso, de compartir una lista a convencional constituyente entre oficialismo y oposición. Bonfatti no lo desmintió, pero se mostró cauteloso: “Veremos qué se plantea desde los partidos políticos. Ojalá podamos alcanzar la mayor cantidad de coincidencias. Otro tema importante tiene que ver con los tratados internacionales en materia de derechos humanos, sería muy bueno incorporarlos”.

Un buen momento

El año 2014 será determinante para avanzar en la cuestión: allí no hay ningún calendario electoral predeterminado Por eso, Bonfatti quiere iniciar las conversaciones formales en noviembre de 2013, acelerar la declaración de la necesidad de la reforma y convocar a elección de convencionales. Luego sería la deliberación y sanción.

“Antes de cualquier definición necesitaremos un gran debate institucional, académico. Ahí sí, si hay acuerdo, deberemos ir por una Constituyente, pero tenemos que tener los dos tercios de cada Cámara”, puntualizó.

Una cuestión que en su momento el socialismo propuso para reformar la Constitución (durante la gestión de Hermes Binner) estaba planteada en la unicameralidad. Sin embargo, esa iniciativa fue resistida por el radicalismo, socio político en el Frente Progresista. Por eso, antes de la discusión plena con otros partidos, el proyecto deberá superar el tamiz de la propia coalición opositora.

No es la primera vez que Bonfatti pone el objetivo en la reforma constitucional. Desde el mismo momento en que asumió su cargo, y cada vez que le tocó abrir las sesiones ordinarias en la Legislatura, el gobernador ubicó esa opción como prioridad de su gobierno. Habrá que esperar para saber si la oposición le concede ese deseo. de máxima.

Fuente: La Capital

(La Nota digital)

Anuncios