Bianca Urquizu, entre Botnia y la soja

Bianca Urquizu, la beba que nació en Gualeguaychú con serias malformaciones, falleció en la ciudad de Paraná luego de producirse un paro cardíaco. La niña tenía dos meses y su caso se lo vinculó inicialmente con cuestiones ambientales. Estaba internada en el Hospital San Roque.

Bianca Urquizu Churruarín la beba que nació con gravísimas malformaciones, y que se encontraba internada en Paraná falleció luego de producido un paro cardíaco, que fue determinante para provocar la muerte de la beba.

Su madre Rocío Churruarín, quién tenía solo 18 años, contaba la noticia: “Bianca estaba muy grave, y los médicos me habían dicho que la situación era muy compleja, por lo que si permanecía con vida, nunca iba a poder desarrollarse”, explicó emocionada en Radio Máxima.

“El esfuerzo que realizó fue muy grande pero su corazón no resistió y falleció luego de pelearla durante dos meses” relató la madre quién contó que sus restos fueron llevados al cementerio de Ceibas.

El triste suceso se produjo en el día de cumpleaños del padre de Bianca, un joven que realiza tareas rurales.

El 21 de septiembre nació en Gualeguaychú la beba con malformaciones en el cerebro, el corazón del lado derecho, y sin un brazo, entre otros graves problemas.

(La Nota digital)

Anuncios