Procrear: acceso gratuito a terrenos en Seguí

En el marco de un plan de urbanización, obtienen lotes sin costo los beneficiarios del Plan Procrear, entre otros. El intendente de Seguí explicó que se trata de una definición ideológica sobre el acceso a la tierra.

En Seguí, los beneficiarios de créditos del Plan Procrear cuentan con un terreno gratis, de 200 metros cuadrados, que tendrá los servicios de agua, electricidad, gas natural y asfalto. Esto es en sí mismo una noticia, sobretodo si se tiene en cuenta que en otras ciudades, mucho más grandes, hay personas que deben renunciar al crédito por no poder acceder al terreno, que cuesta el doble o más del monto que prevé el programa para su compra.

Pero en realidad, este es solo un aspecto de un plan de urbanización puesto en marcha en esta localidad que apunta a resolver el problema de vivienda de gran parte de las personas que carecen de ella. Por comparación, también resulta un cuestionamiento a las políticas desarrolladas, y a las no desarrolladas, en otras localidades.

La iniciativa surgió con la expropiación de cuatro hectáreas de terreno lindero a la planta urbana, concretada luego de varios intentos de compra por parte de la comuna.

En esa superficie se delimitaron 144 lotes de 200 metros cuadrados con los servicios ya señalados: gas natural, agua, luz, cloacas y asfalto.

El municipio entregó terrenos para realizar allí planes de viviendas de gremios, como la Asociación del Magisterio de Enseñanza Técnica (AMET); de entidades como Cáritas; para el desarrollo de planes municipales y del Instituto Autárquico de Planeamiento y Vivienda (IAPV); y también puso en marcha un programa de 40 viviendas en el que los beneficiarios reciben gratuitamente el terreno y los materiales para la construcción de una casa de dos dormitorios. Además, lo ya señalado de los beneficiarios del Plan Procrear.

De lunes a viernes el lugar registra un movimiento intenso, propio de la construcción. Los sábados y domingos, especialmente si son soleados, hay todavía más gente porque quienes no pudieron comenzar todavía la construcción de su vivienda, llegan hasta allí a cortar el pasto, poner un cerco o simplemente matear en el lote donde en breve tendrán su casa.

La pregunta es casi obvia. Si en esta localidad, una de las menos desarrolladas económicamente en la zona, se puede hacer esto; ¿por qué en otras no? ¿O por qué hay gente que termina renunciando al crédito del Procrear por no conseguir un terreno a un precio razonable?

La respuesta no es sencilla. En los párrafos que siguen, el intendente de la localidad, el justicialista Cristian Treppo, cuenta algunos pormenores. La posibilidad de comparación con otras localidades queda a criterio del lector.

Problema endémico

“La falta de viviendas es un problema endémico a lo largo de todo el país. A veces no alcanza con las políticas nacionales y provinciales y hay que buscar soluciones creativas, en el marco legal y constitucional, y en función de los intereses de la corporación municipal”, explicó Treppo a diario Uno.

Luego describió el contexto. “Hemos llevado adelante muchos planes de viviendas, en un contexto donde el ingreso per cápita de la localidad es uno de los más bajos de la región, con un mercado laboral un poco deprimido y los sueldos que son bastante bajos o en negro. Siempre estuvimos apuntalando las posibilidades de las familias. Por eso hicimos planes en los cuales una accedía a pagar su vivienda, incluido su terreno, a valores subsidiados. Las primeras, allá por 2007, eran en 40 cuotas de 200 pesos y las últimas en 40 cuotas de 1.000 pesos”, describió

La realidad salarial de la localidad es un condicionante. “El promedio de los sueldos en Seguí debe ser de entre 7.000 y 7.500 pesos. De ahí para arriba tenés que ser juez, intendente o gerente del banco par ganar más, y no creas que mucho más”, bromeó evitando la comparación de su sueldo con el de otros jefes comunales de la zona. Igualmente el presidente municipal también tiene ingresos como productor agropecuario.

El jefe comunal destaca el bajo presupuesto de la localidad, para señalar después que la política habitacional se financia con fondos municipales. “Nuestro presupuesto en 2013 fue de 20 millones de pesos, y si se observa alrededor se verá que es uno de los más bajos de todos”, señaló.

Respecto de los lotes, Treppo indicó: “Pusimos terrenos a disposición del IAPV, de Cáritas, de particulares y ya hemos hecho donaciones a aquellos que salen sorteados en el Plan Procrear. El que sale sorteado y no tienen el terreno, sabe que lo tienen allí disponible en forma gratuita”, destacó.

El plan Procrear tiene pautas para determinan quiénes pueden acceder a sus beneficios, y las mismas pautas se aplican para la entrega de terrenos, fundamentalmente no ser titular de otro inmueble y los ingresos del grupo familiar no superen los 15.000 pesos mensuales.

“Esta una definición ideológica de parte nuestra. En Seguí el acceso a la tierra está garantizado”, indicó el intendente. “Hoy un terreno en Seguí, de los más lejanos al centro, de una inmobiliaria particular se ubica en los 150.000 y con pocos servicios: agua y luz, y comprate una cuatro por cuatro”, explicó.

“Por esa razón decidimos no someter a la familias de trabajadores que tengan que esperar 20 o 30 años para acceder a una vivienda. Por lo menos el primer paso, que es acceder a la tierra, tiene que estar garantizado para todos”, remarcó.

Treppo admite que en la ciudad hay quienes piensan que esta decisión es “un despropósito” y sostiene que esto sucede porque “en general los argentinos creemos que lo importante no es el hombre y la familia sino la propiedad privada, que es lo que está plasmado en las constituciones de 1853 a la fecha, excepto la de 1949 que luego fue derogada. A veces nos cuesta entender que estas definiciones repercuten positivamente porque generan un enorme movimiento económico, porque genera un gran ingreso en tasas por más que cada uno pague 20 o 30 pesos, va sumando; porque se genera urbanización y desarrollo; y porque se consolida la paz social. No hace falta decir que son muchos los problemas que conlleva el hacinamiento, la desesperación por tener una vivienda, frente a una realidad donde los alquileres más baratos son de 2.000 o 2.500 pesos…”, explicó.

El intendente seguiense recomienda “pensarlo desde una lógica diferente. Los beneficiarios son familias de trabajadores y esto genera u círculo virtuoso de todo tipo. Rápidamente se entiende desde el carácter económico, pero también desde lo social, lo familiar y hasta desde lo espiritual genera enormes beneficios”, explicó.

El sol sale para todos

“A mí me pasa con muchos colegas, formados en una lógica de carácter liberal, que me cuesta que acepten esto. Nosotros entendemos como algo positivo que los trabajadores accedan a sus viviendas; igualmente los operadores privados tienen nichos de mercado importantísimos, sobretodo en ciudades ricas y en los pueblos vinculados a la agroproducción, donde hay mucha gente interesada en comprar terrenos y eso sigue ocurriendo. No le estamos pisando los callos a nadie, sino asegurando que haya un desarrollo armónico, y tratando de evitar que un trabajador tenga que esperar 20 o 30 años para acceder a su vivienda”, explicó el intendente que es contador público.

Luego aclaró: “Esto no va en desmedro de las políticas nacionales ni provinciales, sino que complementa esas políticas”. Y agregó: “Hay muchas cosas que para los que tenemos un sentido de pertenencia a este espacio político deben ser muy claras. No hay forma de eludir algunas responsabilidades desde el carácter ideológico en el cual abrevamos, y por eso definimos esto como una cuestión de principios”.

Datos económicos

Seguí es una de las localidades de menor desarrollo económico de Paraná campaña. El presupuesto municipal de 2013 orilló los 20 millones de pesos para unos 5.000 habitantes.

El sueldo promedio no supera los 7.000 pesos El costo de un lote en las afueras de la ciudad, que solamente tiene electricidad y agua, no baja de los 150.000 pesos, llegando hasta valores de 250.000 para un lote de 300 metros cuadrados.

El valor piso de los alquileres está entre 2.000 y 2.500 pesos.

En otras ciudades hay políticas menos enérgicas en la materia
Tal vez la contracara de Seguí, sea Crespo. Cercana geográficamente pero muy distante en indicadores económicos como el desarrollo industrial, el nivel de empleo privado, el valor medio de los salarios y también la disponibilidad de fondos para desarrollar políticas similares.

En Crespo, hace un tiempo, se anunció con bombos y platillos que en el marco de un acuerdo con empresas privadas se había logrado un acuerdo para poner a disposición de 40 familias favorecidas por el Plan Procrear terrenos a 100.000 pesos. El presupuesto del municipio crespense es de 72 millones de pesos.

Más allá del aparente desinterés del municipio crespense por la gestión de construcción de viviendas sociales, tal vez por entender que la demanda en esa localidad no es tanta; no se entiende la casi inexistencia de un política más activa de apoyo al Plan Procrear.

Lo mismo para otras localidades

El caso de Crespo resulta paradigmático además porque si bien no se identificó en la información pública del municipio cuál o cuáles son las empresas privadas con las que se llegó a un acuerdo, cualquiera sabe que Crespo está rodeada de loteos de una inmobiliaria, algunos de los cuales presentan un déficit en cuanto a los servicios, cuya aprobación ha sido alguna vez cuestionada por sectores políticos de la ciudad, y que el acceso a esos terrenos, si bien se realiza en cuotas de montos bajos, implica que una familia deba pagar durante una década o más una parcela de tierra. Parcelas cuyos valores superan lo previsto en los créditos del Procrear, y por eso justamente debió firmarse el citado acuerdo.

(La Nota digital)

Un comentario sobre “Procrear: acceso gratuito a terrenos en Seguí

  1. hola mi nombre es araceli yo queria saver como puedo aser para que me regalen un terreno o poder pagar por mes estoy sola com mis 2 hijos que tienen 1 año y el otro 1 mes

Los comentarios están cerrados.