El diputado provincial Jorge Monge (UCR-Diamante) se refirió a la designación del actual ministro de Trabajo, Guillermo Smaldone, al frente del Tribunal de Cuentas y sostuvo que “es una mancha para la institucionalidad de Entre Ríos.

Jorge Monge UCR Diamante

Esto forma parte de un terrible retroceso a la transparencia”. “Esta decisión es un grave error, porque se va a poner a controlar las cuentas del gobierno a alguien afín a la gestión en un cargo que es casi vitalicio. Va a controlar las cuentas de la provincia y de los municipios que no hagan uso de la autonomía constitucional, me parece algo totalmente ilógico”, reflexionó el legislador. “Esto es un retroceso porque es una mancha en la transparencia del sector público y realmente no es algo que sume, sino todo lo contrario”, lamentó en declaraciones al programa A quien corresponda (Radio de la Plaza).

“De esta forma se van a controlar las cuentas de la provincia y los municipios. El otro día recordaba también una intervención que decía que las constituciones tienen cláusulas prospectivas, pero también tienen una que de alguna manera prohíben al presidente o a los gobernadores la suma del poder público. La Constitución del año 1933 tiene una cláusula que establece que fracasada dos sesiones consecutivas se puede sesionar con un tercio y con un cuarto de los legisladores se pueden adoptar medidas contra el ausentismo de los otros”, detalló.

Asimismo, cuestionó que para la designación de alguien al frente del Tribunal de Cuenta “se podría haber convocado al Colegio de Contadores para dar la posibilidad de hacer un concurso público”.

(La Nota digital)

Anuncios