2015: Argain arma para Scioli en Villaguay

El ex legislador y ex candidato del bustismo es referente del bonaerense. Dijo que el espacio tiene adhesiones importantes en toda la provincia que aún no pueden salir a la luz. Comparó los perfiles de Urribarri y Scioli y opinó acerca de la gestión de Fuertes.

argain scioli

Dice que por el momento no es candidato a nada. Pero en su perfil de Facebook se muestra posando para una foto frente al Congreso de la Nación.

Hernán Darío Argain, ex senador provincial (2003-2007), ex diputado (2007 – 2011), vuelve a la política, en Villaguay, para la construcción del bonaerense Daniel Scioli. Su vínculo ha sido con Oscar Macías y con Félix Esquivel.

Después de los ocho años como legislador, volvió a la actividad como profesional de la medicina. El pediatra tiene un instituto privado dedicado a la salud, se desempeña en el hospital público, también es propietario de una farmacia y de un geriátrico.

Fue parte del Frente Entrerriano Federal (FEF) que fundó Jorge Busti para disputar la provincia por fuera del Partido Justicialista. Ocupó el 15° lugar en la lista de candidatos a diputados que encabezó Rosario Romero y que ubicó a seis representantes en la Cámara baja, hoy todos alineados con el oficialismo.

Peronismo puro

“He estado en el llano pero siempre interesado en la política. Me empezó a preocupar mucho el estado de violencia, la bajada de línea del gobierno crispando a la sociedad, una teoría maniquea para analizar todo”, aseveró Argain en diálogo con Página Política.

Desde esta mirada, empezó a “ver a Scioli con un perfil dialogador, un perfil que busca bajar los decibeles, aguanta los chirlos y no responde”. “Surgió un contacto con referentes de ese espacio y me sumé. Con Macías y Esquivel hemos convocado a un grupo grande del peronismo de Villaguay. La ida de Adrián Fuertes (intendente y candidato a gobernador de Sergio Massa) generó un cimbronazo en el PJ local y mi vuelta se da un poco en ese marco, con mucho apoyo del peronismo local”, describió.

Urribarri – Scioli

“La gente está eligiendo un perfil de no confrontación. La alternativa firme a Scioli es Sergio Urribarri que se propone como continuador del modelo. Scioli, en cambio, rescata un poco el peronismo original más allá del fundamentalismo kirchnerista y eso es lo que uno elige”, comparó Argain y aseguró que “todos los dirigentes saben que en las PASO Scioli gana cómodo, tanto a (Florencio) Randazzo como a Urribarri”

“Muchos quisieran hacer público su apoyo a Scioli y no pueden. Es entendible porque son parte de una estructura, tienen cargos de responsabilidad y, por supuesto, se mantiene una actitud respetuosa. Pero hay gran simpatía por Scioli”, apostó el dirigente de Villaguay.

Desde su perspectiva, Sergio Massa ya se encontró “con un techo”; Mauricio Macri “tiene enormes dificultades para armar en el país y un claro ejemplo es la situación que se plantea con Alfredo De Angeli que descabeza la estructura y los referentes más importantes de lo que era el PRO se van con Massa”, analizó. Por otro lado, en su descripción del tablero político, añadió que “el radicalismo no termina de decidirse a arreglar o no con De Angeli y mientras pierde la posibilidad de consolidar un candidato propio”.

En este marco, concluyó “lo de Scioli se consolida, garantiza la continuidad del peronismo, rescatando a algunos peronistas que no estaban cómodos con el kirchnerismo puro, tiene acuerdos con doce gobernadores y lleva adelante la provincia de Buenos Aires ante lo cual podrá haber críticas pero hay que estar en sus zapatos”, concluyó.

A contrapelo

Argain no sólo milita para Scioli en provincia urribarrista si no que es dirigente en Villaguay, comandada por el intendente Fuertes, alineado con Massa. Pero no se muestra incómodo en ese lugar.

Dijo que con Fuertes tiene “una relación de toda la vida, siempre con mucho debate político y mucho respeto personal”. “Hemos cruzado algunas llamadas telefónicas a raíz de su posicionamiento político pero yo tenía ya un compromiso con el sciolismo, además de que es el lugar que me representa”, añadió.

Valoró que la decisión de Fuertes “generó discusiones en el peronismo local pero ha habido respeto, no impactó en el día a día de la gestión. La cuestión política, por suerte, no repercutió en la gestión municipal”.

“Hoy por hoy no soy candidato a nada. Voy a aportar mi cuotita de experiencia y la gente decidirá qué imagen tengo. Hay que trabajar lo de Scioli con fuerza, mostrando un perfil de gestión que busca dejar atrás la descalificación permanente, el fundamentalismo en pos de rescatar al peronismo por el cual llegué a la política”, concluyó.

Fuente: Página Política

(La Nota digital)