Taiana se suma al pelotón de candidatos del oficialismo

Impulsado por el Movimiento Evita, se anotará en la sucesión kirchnerista; apuesta a darle “continuidad al proyecto”. Ya definió hora y lugar para el lanzamiento: será el 22 de agosto, con un acto multitudinario en el estadio de Ferro. La presentación se hace por fuera de Unidos y Organizados, el frente liderado por La Cámpora al que el Movimiento Evita dejó de apostar hace rato.

En paralelo a las turbulencias generadas por la situación judicial de Amado Boudou, en el kirchnerismo se multiplican las estrategias para lograr la ansiada “continuidad del proyecto”. A los siete precandidatos presidenciales del oficialismo pronto se les sumará uno más: Jorge Taiana.

El Movimiento Evita, la estructura política que impulsa la candidatura del ex canciller, ya definió hora y lugar para el lanzamiento: será el 22 de agosto, con un acto multitudinario en el estadio de Ferro. La presentación se hace por fuera de Unidos y Organizados, el frente liderado por La Cámpora al que el Movimiento Evita dejó de apostar hace rato.

Para ir preparando el terreno, la agrupación conducida por Emilio Pérsico desplegó esta semana una pegatina de afiches en la ciudad de Buenos Aires con la leyenda “Taiana 2015 ¡Vamos Argentina!”. La frase deja abierta una posibilidad de la que se habla en el kirchnerismo porteño y que el Movimiento Evita por ahora descarta: que el ex canciller compita por suceder a Macri.

Conscientes de la superpoblación de precandidatos presidenciales, la agrupación ya tiene definido el perfil que diferenciará a Taiana del resto de los postulantes oficialistas. “Vamos a plantar un candidato en la izquierda del kirchnerismo”, dijo a LA NACION un integrante de la mesa chica del Movimiento Evita.

Ese espacio, explican, no lo ocupan Daniel Scioli ni Florencio Randazzo, que se ubican del centro a la derecha del oficialismo. Tampoco Julián Domínguez, Juan Manuel Urtubey ni Aníbal Fernández. ¿Y Sergio Urribarri o Agustín Rossi? “Podría ser, pero los dos están demasiado atados al discurso y a la figura de Cristina, y no tienen autonomía suficiente para plantear los cambios para afrontar la etapa que viene”, respondió otro dirigente de peso.

Quien más cauto se muestra es el propio Taiana. “Lo más importante para ganar las elecciones -dijo a LA NACION- es instalar algunos temas, más allá de cuál sea el candidato.” Pero alentó las expectativas sobre el acto de Ferro. “Puede haber una precandidatura que sirva para empezar a instalar la agenda de lo que viene”, concedió.

Taiana tiene bien claros los temas que quiere discutir, lo que él denomina el “segundo tomo” del kirchnerismo. “Hay que definir qué país queremos -dijo-: uno basado en la extracción de materias primas o uno que continúe la tarea comenzada hacia una Argentina integrada, con un tejido productivo e industrial importante, con sectores de punta en ciencia y tecnología, y que se inserte en el mundo de otra manera”.

En la agenda del futuro precandidato hay varias propuestas de cambio: planteará la necesidad de hacer una reforma tributaria y una ley de servicios financieros, dos temas siempre presentes en el discurso kirchnerista, pero nunca llevados a la práctica. Además, la creación de un banco de desarrollo y de un ministerio de la economía popular, para dar respuesta a los trabajadores no registrados, un tercio del total, otra deuda que deja Cristina Kirchner.

El lanzamiento de una candidatura propia es el corolario de un proceso que el Movimiento Evita arrancó el año pasado, por fuera del dispositivo de Unidos y Organizados. Según la mirada de Pérsico y compañía, ese frente no es lo suficientemente amplio ni capaz de sumar actores que hoy están fuera del oficialismo.

Con el objetivo de “sumar por izquierda”, el Movimiento Evita realizará el 26 de julio la segunda Asamblea Popular del Pensamiento Emancipatorio, que fue presentado en mayo, en Río Cuarto.

Fuente: Twitter Movimiento Evita Entre Ríos

(La Nota digital)

Anuncios