Concordia: denuncian ante el INADI, al Secretario de Hacienda municipal Labriola

“Las instancias de diálogo se agotaron”, dijo el Delegado de la Subsecretaría de Derechos Humanos del Gobierno de Entre Ríos, prof. Rubén Bonelli. El detonante fue una medida resolutiva del Secretario de Hacienda de la Municipalidad de Concordia, contador Gustavo Labriola, que obliga compulsivamente a un trabajador de la Dirección de Catastro de apellido Locaso, que hace más de 20 años, cumple tareas por la tarde, sabiendo que el mismo posee un diagnóstico de fobia social y otros padecimientos, a que trabaje en el horario de la mañana frente al público. Se convierte así, en el primer funcionario de rango, denunciado por otro organismo del Estado.

“El maltrato, la violencia institucional y la falta de respeto, son unas de las características que destacan a algunos funcionarios-amigos del poder, que nada tienen que ver con el compromiso y el respeto por los derechos humanos y las leyes vigentes, que deben tener aquellos que han accedido a un cargo político”, comenzó señalando Bonelli.

“En una reunión mantenida en el día de ayer por la mañana, el Secretario de Hacienda, Gustavo Labriola, se comprometió a darle solución a este problema que no es de partes, sino lisa y llanamente de una violación a las leyes laborales, de violencia y pasando por alto un diagnóstico de fobia social”, apuntó el funcionario de derechos humanos. “En el encuentro de ayer, quedamos en asistir hoy, a las 10 de la mañana al despacho del Secretario de Hacienda, con el agente Carlos Locaso y responsables de ATE, pero como no asistió el titular, Pedro Perez y desconociendo a otro compañero de la Comisión Directiva, Labriola nos atendió en ventanilla de su despacho, diciendo que no iba a tratar el tema por no estar Perez, poniendo así arbitrariamente las condiciones del encuentro, por lo que nosotros creemos que las instancias de diálogo se agotaron y actuaremos en consecuencia”, acotó el profesor Rubén Bonelli.

“Viendo el matiz del problema y el estado de salud de Carlos Locaso, que además padece de diabetes crónica e hipertensión arterial, con pérdida de peso en los último días, me veo en la obligación como funcionario del gobierno de Entre Ríos, de efectuar la denuncia ante la Delegación del INADI Entre Ríos en Paraná, responsabilizando al contador, Gustavo Labriola, de todo lo que pueda ocurrirle de ahora en más, al agente Carlos Locaso”, asestó el funcionario.

Bonelli también dijo, que “todo lo actuado está en conocimiento de Miguel Pelandino, Secretario General de ATE, Entre Ríos, con quien me comuniqué hoy y dijo que tomará inmediatamente cartas en el asunto, independientemente de lo que hagamos nosotros a nivel gubernamental”, finalizó.

Fuente: Diario Concordia

(La Nota digital)