Randazzo con Taiana

El pre-candidato presidencial en una tertulia con el ex canciller Jorge Taiana.

randazzo taiana

“Gracias por la cena compartida, compañero. Sin duda, somos parte del mismo proyecto”, puso el ministro y candidato en su mensaje vía Twitter y reabrió la especie que circulaba desde antes que comenzaran los “baños de humildad”.

Aníbal Florencio Randazzo, uno de los precandidatos oficialistas a la Presidencia, cenó en el barrio porteño de Barracas con quien fuera también postulante hasta la semana pasada: el ex canciller Jorge Taiana era el elegido por el “Movimiento Evita” pero finalmente se bajó, al igual que el postulante a la gobernación bonaerense, el lomense Fernando “Chino” Navarro.

El asado con vino tinto entre estos dirigentes kirchneristas recuperó la vitalidad de una versión que habla de la fórmula Randazzo-Taiana para enfrentarse en las PASO del 9 de agosto a Daniel Osvaldo Scioli.

Todo comenzó con bruschettas y berenjenas; el correcto vino “Nicasia”, de la bodega Catena Zapata, acompañó los cortes de vacío y la tira de asado; otros eligieron la gaseosa más popular en su versión light y todos, mucha agua para el calor del lugar.

Al sentarse ambos dirigentes en la cabecera de la mesa, afloraron los recuerdos de años en la gestión: ambos estrenaron secretaría en la provincia de Buenos Aires en el año 2002. Con Felipe Solá como gobernador, Taiana fue el primer secretario de Derechos Humanos bonaerense y Randazzo, el secretario de Modernización del Estado. Luego también fueron compañeros de Gabinete, a nivel nacional con Cristina como Presidenta.

Randazzo agradeció el gesto del ex canciller de atender el llamado de Cristina a declinar competencias electorales “en beneficio del proyecto”. Cerca, observaban los “evitos” Emilio Pérsico y Fernando “Chino” Navarro.

Las conversaciones en la cena de Barracas luego sucedieron sobre el “interesante” momento político: desde la victoria de Juan Manuel Urtubey -festejo al que no asistió Scioli- hasta las llamadas “semifinales del peronismo” y los “saltos” en el massismo.

Las “semifinales del peronismo” remiten a cómo seguirá la disputa por la gobernación bonaerense en la provincia mayor: Aníbal Domingo Fernández, Julián Domínguez, Fernando Espinoza y el aún competidor en ese rubro, Martín Insaurralde.

Los números favorecen al de Lomas pero en el kirchnerismo, apenas le garantizan una apacible competencia por su reelección como intendente. De todos modos, Insaurralde volverá a recurrir al “Factor Cirio”, que es la reaparición en actividades del intendente con su mediática esposa.

Twitter Randazzo Taiana

Respecto de los “saltos” en el Frente Renovador, todas las miradas van hacia el intendente de Merlo y al de Pilar. Pero la suerte de Raúl Otacehé y de Humberto Zúccaro están vinculadas a lo que dan en llamar “La Gran Guzmán”.

Eso refiere a lo que le sucedió al intendente de Escobar, Sandro Guzmán, quien se fue con el Frente Renovador y hace poco tiempo, volvió a las arenas kirchneristas. El alcalde volvió al oficialismo pero ahora, tiene un contrincante de su propia fuerza que recibe apoyo y que ya lo desbanca en encuestas que encarga la Casa Rosada, como es el funcionario del Ministerio de Desarrollo Social, Ariel Sujarchuk.

Por eso, las cenas con tinto (de diversa calidad) y carnes al asador prometen ser muchas en los próximos días en este año electoral.

Fuente: Clarin

(La Nota digital)