Resignifican monumento emplazado por Onganía

Por iniciativa del Ministerio de Cultura y Comunicación de la provincia, se puso en valor y se resignificó un monumento a las telecomunicaciones emplazado por la dictadura de Onganía en el predio que ocupa la Escuela del Centenario que, desde ahora, homenajea al satélite Arsat 1 y a la recuperación de científicos en la Argentina.

monumento onganía

Este miércoles 10 de junio, Día del Desarrollo Científico Aeroespacial, se reinauguró el monumento y se descubrió una placa, en un sencillo acto del que participaron el ministro de Cultura y Comunicación, Pedro Báez, el secretario de Telecomunicaciones, Sergio Delcanto, la secretaria de Ciencia y Tecnología, Luisina Pocay, autoridades escolares, alumnos y vecinos de la Escuela del Centenario.

Allí se explicó a los presentes que el monumento fue construido en 1969, durante la dictadura de Juan Carlos Onganía, a raíz de una muestra relacionada con las telecomunicaciones que se llevó a cabo en la ciudad. En la estructura, una placa de mármol homenajeaba al dictador.

“Casi por casualidad, trabajadores de nuestra secretaría dieron con este monumento y se dispuso su resignificación. Onganía fue responsable de, entre otras políticas nefastas, la denominada Noche de los Bastones Largos, que derivó en la destrucción de bibliotecas y laboratorios y en la persecución de estudiantes, docentes, científicos e investigadores”, reseñó el secretario de Telecomunicaciones, Sergio Delcanto.

“Ahora este monumento contiene una placa que menciona al satélite Arsat, emblema de la ciencia argentina, la democracia y la paz”, agregó el funcionario, antes de brindar a los estudiantes de distintos niveles presentes una reseña del avance que significa el satélite e informar acerca del próximo lanzamiento de un segundo dispositivo.

Antes, la directora de Nivel Inicial de la Institución, Mabel Creolani, también había destacado al Arsat 1. “Es un satélite fabricado en el país, por científicos argentinos, que mejora la calidad de las telecomunicaciones en la región. En el pasado, a esto no lo teníamos y había que conseguirlo en el extranjero. Es, en buena medida, producto del resultado del rescate de científicos y nos complace tener este monumento bien visible para recordar todo esto”, valoró.

Fuente: MCyC

(La Nota digital)