ATE Uruguay advirtió por la “preocupante situación” en comedores escolares

Falta de personal en función del número de alumnos, falta de elementos de trabajo, partidas insuficientes y una creciente presión y violencia laboral, fundamentalmente con las trabajadoras suplentes, son algunas de las situaciones detectadas por la Seccional Uruguay de la Asociación de Trabajadores del Estado – ATE a partir de un relevamiento que realizó en comedores de Concepción del Uruguay y del Departamento.

Según informaron desde el gremio, el informe será elevado a las autoridades respectivas, a quienes, entre otros aspectos, reclamarán como primera medida “que las autoridades resuelvan bajo que órbita gubernamental están los comedores”, y adelantaron que iniciarán acciones legales por los hechos de violencia laboral relevados.

A partir del relevamiento realizado por delegados y miembros de comisión de la Seccional ATE Uruguay en comedores de la ciudad y el departamento el gremio hizo conocer “la preocupante situación ante la falta de personal en función del número de alumnos que concurren tanto a comedor como copa de leche como así también la falta de elementos de trabajo; partidas insuficientes y una creciente presión y violencia laboral ejercida casi en forma permanente, fundamentalmente con las compañeras en situación de suplentes”. Este trabajo, según informaron desde el gremio, “será entregado por nota al director provincial de Comedores para su conocimiento y correspondiente intervención”.

Los puntos relevados están relacionados con: cantidad de alumnos que concurren diariamente al comedor; cantidad de personal; situación de revista del personal, situación /estado de los comedores; partidas y proveedores.

Fue en ese marco que la Seccional de ATE reclamó, como primera medida, “que a la brevedad se solucione una situación realmente compleja que está relacionada con la cantidad de jefes que tienen los compañeros de cocina, ya que por un lado dependen de la Dirección Departamental de Educación y, por el otro, de la Dirección de Comedores, área seriamente cuestionada ya que su responsable, Miguel Iriarte, se caracteriza por presionar y aplicar políticas de miedo sobre todo con las compañeras suplentes y/o contratadas quienes trabajan bajo extrema presión ante las amenazas permanentes de perder su trabajo. Es por ello que esta Seccional advierte que se iniciarán las acciones legales que correspondan y que resulta urgente que las autoridades resuelvan bajo que órbita gubernamental están los comedores”.

Además, remarcó el gremio: “Si se analiza la normativa del personal de cocina, absolutamente todos los puntos hablan de responsabilidades sin mencionar los derechos que tienen los trabajadores, garantías que deben asegurar el normal desarrollo de sus tareas, en un ambiente saludable que represente tranquilidad psíquica y física para todas las compañeras y compañeros de cocina”.

“Una situación que preocupa en gran medida es que en diferentes establecimientos que cuentan con el servicio denominado refuerzo con el cual debería precisamente complementarse la merienda, esos fondos estarían siendo destinados a otros fines que, también serán denunciados ante la Dirección Departamental para que en forma inmediata verifique y tome cartas en el asunto”, advirtió, en un comunicado.

Asimismo, enfatizó que “la cantidad de alumnos que concurren a recibir un plato de alimento o la copa de leche es más que importante si se la compara con el personal para su atención”. Y ejemplificó: “Hay comedores con 200 alumnos atendidos por 2 cocineras. Esta situación se da en la mayoría de los casos y se agrava aún más por la falta de cubiertos, platos, vasos, tazas; para brindar un servicio adecuado. Los funcionarios deberían conocer que no alcanza con entregar al personal delantales donde se hace publicidad a una tarjeta de crédito provincial porque en primer lugar, los trabajadores no tienen por qué hacer campaña y porque además, es obligación del Estado entregar la ropa y elementos de trabajo adecuados como así también realizar las reparaciones edilicias y tareas de mantenimiento que en muchos casos, brillan por su ausencia”.

Además, puntualizó de acuerdo al relevamiento realizado por la Seccional Uruguay: “En diversos comedores se ha detectado una disminución significativa en la calidad de los alimentos que se compran para el consumo de los alumnos incluso hay lugares donde se ha suspendido el postre ya que las partidas resultan insuficientes para la compra de los mismos. Es aquí donde debemos realizar otra pausa ya que se debe recordar a los funcionarios, hoy más preocupados en maltratar a los trabajadores, que su deber es garantizar un plato de comida nutritivo y saludable, adaptado a las necesidades y que incluya el postre”.

Y observó: “Cada año el panorama en comedores resulta desalentador ya que la falta de personal deriva en la sobrecarga de tareas para los compañeros, quienes inevitablemente manifiestan problemas físicos y psíquicos agravados por funciones que los desbordan. Y peor aún, deben enfrentar la presión de un responsable de comedores que lejos de solucionar problemas, como debería ser, se dedica a ejercer presión y amenazas a los compañeros”.

Por último, desde ATE Uruguay reiteraron: “Nuestro compromiso en terminar con la violencia laboral porque los trabajadores no son rehenes de los funcionarios. Ante ello es que exigimos el respeto a los derechos como así también el cumplimiento de las normativas que deben garantizar cantidad de personal adecuada, indumentaria, elementos de cocina y limpieza, reparaciones y mantenimiento de las instalaciones y partidas que garanticen un plato y/o copa de leche nutritivos para nuestros chicos”.

Fuente: Análisis

(La Nota digital)