Delta: obras hídricas que “no cumplen con requisitos ambientales” impiden que baje el agua

“El humedal Delta del Paraná, en la provincia de Entre Ríos, es la zona del país más afectada por las extraordinarias precipitaciones ocurridas en agosto, debido a que la salida del agua está impedida por obras públicas y privadas que no cumplen con los requisitos hidráulicos y ambientales exigidos para estos emprendimientos en el humedal”. Así lo informaron productores de la zona, y adelantaron que el viernes, a las 12 habrá una concentración en el acceso a Villa Paranacito y en la autovía 12 para reclamar por “urgentes medidas para mitigar el desastre y que se convoque a especialistas para realizar un proyecto de manejo sustentable de las aguas y producciones”.

El humedal Delta del Paraná, en la provincia de Entre Ríos

Los productores están alarmados porque saben que el Delta del río Paraná “es el más importante reservorio de agua dulce del país, pues abastece a 20 millones de personas en las provincias de Santa Fe, Buenos Aires, Entre Ríos y la Capital Federal”. Entienden que la reserva de agua “se extiende en un millón cuatrocientas mil hectáreas en Entre Ríos”.

Pero ven con preocupación la realización de obras públicas y privadas “que no contemplan el movimiento natural de las aguas en las inundaciones, ya sea por crecientes de los grandes ríos o por precipitaciones excesivas, el agua ingresa a los campos y luego no puede salir”. Denuncian también que “ninguna obra, ni pública ni privada, tiene aprobación del Corufa”.

Obras públicas

“Caminos, rutas -45 y 46 y alteo de tierra de la ruta que une la autovía 12 con el Paraje Doña Rita- que no tienen los suficientes puentes ni alcantarillas para que los excesos hídricos puedan derivar a los grandes ríos en su búsqueda del río de la Plata. En el alteo, los restos de los viejos puentes quedaron debajo de los nuevos, de manera que el agua no tiene salida. Tampoco se limpiaron los arroyos que otrora era salida natural de las aguas”, sostuvieron.

Obras privadas

“Ocupan aproximadamente el 35 por ciento de la superficie del humedal. Algunas están sobredimensionadas de tal manera que no tienen nada que ver con la rentabilidad de cualquier explotación productiva. Algunas de ellas se dedican al cultivo de soja utilizando agroquímicos ilegales (no desarrollados, probados ni aprobados) en el humedal. Tres son las más paradigmáticas: el dique de Pou y otras obras en el Gualeguay, el corte del arroyo Baltazar hecho por Pulenta y el Barrio Náutico de Villa Paranacito de Rogelio Frigerio”, asentaron.

La situación actual

Los productores aseguran que “aun no terminaron de salir las aguas de las inundaciones de 2014 que ocurrieron las precipitaciones extraordinarias de este año y en el pronóstico de un Niño fuerte para la primavera-verano coinciden la mayoría de los especialistas”. Por otro lado, el gobierno “no dio señales de haberse enterado siquiera del problema, en consecuencia no tiene previsto realizar obras para la emergencia que ayuden a la salida de las aguas”.

Según el director de Hidráulica, Cristian Gietz, “no hay fondos para estas obras”. Sin embargo, “se aprobaron 35.000.000 millones de pesos para el dragado del arroyo Sagastume Grande que solo beneficia al emprendimiento de Frigerio e inundaría a los campos que están aguas abajo”.

Agregaron que “también la provincia tomó créditos internacionales para el movimiento de tierra de las obras de Frigerio y el municipo de Villa Paranacito se hizo cargo del 50 por ciento de un crédito del Prosap para electrificar el barrio privado”.

El diputado provincial Lisandro Viale (PS), denunció públicamente los hechos. Asimismo, el defensor del Pueblo de la Nación, dictaminó que las provincias de Entre Ríos, Buenos Aires y Santa Fe “no realicen ni permitan realizar obras que no contemplen un plan integral del manejo de aguas y del ambiente. Ninguna de las tres provincias le contestó”.

Protesta

En este contexto, el viernes 11 a las 12, convocados por la Sociedad Rural de Islas del Ibicuy y la delegación Delta de la Federación Agraria Argentina (FAA), los productores se reunirán a la vera de la Autovía 12 y el empalme a Villa Paranacito.

Allí entregarán volantes a los automovilistas y pidiendo al gobierno de Sergio Urribarri “urgentes medidas para mitigar el desastre y que se convoque a especialistas para realizar un proyecto de manejo sustentable de las aguas y producciones”.

Fuente: Análisis

(La Nota digital)

Anuncios