Empresa de Córdoba compró el frigorífico avícola FEPASA

La familia Ligato compró la mayoría accionaria del frigorífico avícola Fepasa, de Concepción del Uruguay, con lo cual en los próximos meses se reactivaría la faena que ya se había reducido a siete horas por día. La nueva patronal se hará cargo de la deuda que mantenía la empresa e intentarán incrementar la producción. El secretario General del Sindicato de la Carne local, Sergio Vereda, expresó su satisfacción por la noticia.

FEPASA frigorífico

El traspaso de la mayoría de las acciones del frigorífico avícola Fepasa de Concepción del Uruguay a la empresa de la familia del cordobés Marcos Ligato, conocido popularmente por ser un piloto del campeonato argentino de rally, se firmó el viernes último, difundió radio LT 11.

Según se adelantó, los nuevos propietarios se harán cargo de la deuda que mantenía la empresa e intentarán incrementar la producción.

Otra de las promesas de la nueva patronal incluye la contratación de más trabajadores, quienes volverían a cobrar por quincena.

El frigorífico Fepasa se encuentra en pedido de quiebra y carga con una gran deuda, con conflictos laborales que se vienen desarrollando desde hace varios años y con una importante cantidad de trabajadores despedidos en todo ese tiempo.

En ese contexto, el secretario General del Sindicato de la Carne de esa localidad, Sergio Vereda, expresó su satisfacción por la novedad. “Estamos muy contentos porque los nuevos dueños quieren normalizar la situación de la empresa, ya que se estaba faenando siete horas por día. La idea es reactivarlo con horario completo”, dijo a la agencia Apf.

Según agregó, los empresarios ya tomaron posesión de la planta y ahora se harían cargo del llamado a concurso de acreedores. “La reactivación tardará unos días, porque recién están llegando los pollitos bebé a la planta. Cuando crezcan se prepararán para la faena”, anotó.

El sindicalista apuntó que se conservará el personal que actualmente está trabajando, unos 320 empleados, pero se sumarán más trabajadores a medida que se vaya agrandando la faena. “Cuando comenzó el conflicto la empresa tenía 600 empleados. Luego se fue yendo gente, porque se trabajaba y se ganaba poco”, continuó.

El dirigente sindical comentó que ya se reunieron con los empresarios y luego con los empleados para informarles la novedad. “Estamos muy contentos, porque es una noticia que veníamos esperando hace rato. Estuvo a punto de cerrar y hoy vemos que se recuperará”, finalizó.

Fuente: Análisis

(La Nota digital)