Fraude en ATER: 4 empleados exonerados y cesanteados

El titular de la ATER indicó que desde la Justicia se confirmó que serán procesados los 350 contribuyentes involucrados y que seguramente tendrán pena de cárcel a poco de ser indagados.

marcelo casaretto ater

El titular de la Administración Tributaria de Entre Ríos, Marcelo Casaretto, anticipó que los 4 empleados que participaron de la defraudación millonaria en el organismo serán exonerados y cesanteados próximamente, en función del dictamen del sumario de Fiscalía de Estado. A su vez, indicó que desde la Justicia se confirmó que serán procesados los 350 contribuyentes involucrados y que seguramente tendrán pena de cárcel a poco de ser indagados.

El director de la Administración Tributaria Entre Ríos (ATER), Marcelo Casaretto, hizo mención a cómo quedará el organismo recaudador a 72 días de la finalización del mandato del actual gobierno. “La Administración Tributaria fue un organismo que se creó al comienzo de este periodo y, comenzó a funcionar el 1ro de enero del 2012 y termino ahora el 10 de diciembre”, manifestó al programa Fuera de Juego (Canal 4 Somos Gualeguaychú).

¿La ATER va a ser recordada por lo que sucedió con la defraudación tributaria en la que hablamos de un defalco importante?

Lo que sucedía era que había un esquema en la que participaban empleados de Rentas de antes con empresarios, en la que borraban impuestos falseando una supuesta compensación de deuda de créditos fiscales. Esta modalidad se venía haciendo a lo largo de los años, nosotros descubrimos ese fraude y lo denunciamos penalmente en tres periodos: el número uno que consideramos de 2012 al 2014, el número dos que es hacia atrás del 2012 al 2008, y el periodo tres que va desde el 2007 hasta el 2003. En síntesis la investigación abarcó desde el 2003 al 2014 que fue el periodo en que basamos la denuncia y se hizo un fraude por 65 millones de pesos a los entrerrianos, de eso 45 millones son a valores históricos más las multas y accesorios.

Entonces hicimos la denuncia penal, se están tomando las denuncias indagatorias a los empleados, a los estudios profesionales, a los contribuyentes y se está en una etapa final. Hablé hace algunos días con el Procurador provincias (Jorge Amilcar García) y me decía que va a salir un procesamiento masivo a los 350 contribuyentes. Algunos compensaban o borraban deuda de forma trucha por uno o dos millones de pesos y se va a pedir pena de prisión efectiva para los empleados, los profesionales y para los empresarios con los montos más importantes.

Esperemos que lo que nosotros denunciamos en la Justicia, a través de la Fiscalía y la Procuración General tenga la misma recepción de parte de los jueces en el momento de dictar sentencias.

En paralelo nosotros teníamos la cobranza de los impuestos, entonces del periodo uno recuperamos el ciento por ciento, que eran 17 millones de pesos y se lo cobramos a los contribuyentes que se habían beneficiado por este fraude, o sea que el Estado bobo que pierde plata, en este caso recuperó el dinero para las arcas de la provincia.

El tercer caso que es la causa administrativa va por un sumario y a lo largo de este año la Dirección de Sumarios dictaminó la Fiscalía de Estado y la Secretaría de Justicia, y ya me notificaron el dictamen que recomienda la exoneración de los cuatro empleados involucrados, y el miércoles voy a estar firmando la exoneración de los empleados. Nuevamente a toda aquella sospecha de quién está de tras o quién protege, les digo que yo claramente impulsé en el gobierno la investigación y la denuncia, tuvo el respaldo total del gobernador, y si habrán tenido algún amigo por el camino, ese amigo no fue tan influyente y la espada de la Justicia le está cayendo encima.

¿No hubo margen para decir cuándo se descubrió esta defraudación, si se pudo haber empleado el mismo sistema para hacer otras situaciones que hubieran sucedido en forma paralela?

Cuando uno asume en un organismo se pregunta si funciona adecuadamente y hay cosas para corregir. Nuestra función es recaudar, pero al mismo tiempo uno tiene que organizar, coordinar, controlar y cuando nos encontramos con la situación de una empresa que hace una compensación irregular, comenzamos a ver qué otras empresas operaron de otra manera y en qué otras actuaciones intervinieron los mismos empleados, es allí donde comenzamos a tirar del piolín y nos encontramos con esta operatoria que trascendía a un periodo de gobierno a un partido político y a una gestión, sino que era una estafa contra el Estado que se repetía en forma sistemática a lo largo del tiempo, de esa manera detectamos el fraude a nivel global.

Había un área de auditoría en lo que era Rentas y ahora creamos un departamento de auditoría interna bajo mi dependencia, en la que pusimos cinco profesionales de la misma ATER a reforzar todo el control interno para que no haya fraudes en otras áreas de la misma administradora, y el propio Tribunal de Cuentas que no había detectado este fraude creó una unidad especial que nos pide tres informes por día sobre distintos temas, todo esto hace que no haya otro fraude de esta magnitud.

Fuente: Análisis

(La Nota digital)