La tormenta provocó cortes de luz en todo Entre Ríos

Se registraron inconvenientes en el suministro de energía eléctrica en Paraná, Santa Elena, La Paz, El Pingo, Cerrito, María Grande y Hernandarias, y localidades del noreste de la provincia, informó Enersa. En algunas zonas persisten los cortes, que se irán solucionando “siempre y cuando las condiciones climáticas y de seguridad lo permitan”. Recomiendan a la población “manejarse con suma precaución en la vía pública y en zonas anegadas”.

tormenta parana 19 febrero lluvias
Barrio Lomas del Mirador I. Foto: Paraná hacia el mundo

 

Debido a intensa tormenta registrada este viernes, con copiosas lluvias y vientos de gran magnitud, salieron de servicio la Estación Transformadora “Gran Paraná” y dos transformadores de 500 kV provenientes de la Estación Transformadora Salto Grande.

El temporal además provocó caída de postes, voladuras de techos y anegamiento de calles y caminos, todo lo cual repercutió en el suministro eléctrico.

De acuerdo a la información enviada desde Enersa a esta Agencia, los inconvenientes se originaron, principalmente, en un tramo del Sistema Argentino de Interconexión, lo que ocasionó la salida de servicio de la Estación Transformadora “Gran Paraná”, afectando a las localidades de Santa Elena, La Paz, El Pingo, Cerrito, María Grande, Hernandarias y zonas de influencia.

En la capital provincial, el inconveniente repercutió en tres de las estaciones que la alimentan, afectando a gran parte de la ciudad. “Si bien se pudo abastecer el suministro eléctrico en forma alternativa desde la transformadora Colonia Elía, los inconvenientes en distribución persisten debido a los múltiples daños ocasionados por la lluvia y el viento huracanado”, se indicó a la agencia APF.

Según se informó, el temporal también provocó la salida de servicio los dos transformadores de 500 kV provenientes de la Estación Transformadora Salto Grande, afectando a las localidades del noreste de la provincia. “Si bien dichos desperfectos ya han sido solucionados, persisten los inconvenientes lógicos provocados por este tipo de tormentas. En Chajarí, particularmente, la intensidad de los vientos provocó la caída de un árbol de gran magnitud sobre la línea de alta tensión “Salto Grande – Chajarí” (propiedad de Transnea)”, se señaló.

Si bien se aseguró que ante este tipo de fenómenos la empresa “redobla el número de cuadrillas en las distintas zonas afectadas y prioriza el servicio a los centros de salud y fuerzas públicas”, se aclaró que “los inconvenientes en el suministro eléctrico se irán solucionando siempre y cuando las condiciones climáticas y de seguridad lo permitan”.

Por último, Enersa recomendó a la población “manejarse con suma precaución en la vía pública y en zonas anegadas” y remarcó que “para evitar cualquier tipo de riesgo eléctrico, siempre se procede a sacar de servicio las zonas afectadas hasta que las condiciones vuelvan a ser seguras para su reposición”.

(La Nota digital)