Narcos: habló el Juez federal Pablo Seró

Concepción del Uruguay. “Se ha incrementado la participación (en el narcotráfico) de determinadas personas que prestan servicio en las fuerzas” de seguridad.

pablo seró juez federal

El titular del Juzgado Federal de Concepción del Uruguay número 1, Pablo Seró advirtió que “se ha incrementado la participación (en el narcotráfico) de determinadas personas que prestan servicio en las fuerzas” de seguridad.

Las declaraciones del magistrado se enmarcan en la causa que lleva adelante, donde días atrás se detuvo a un suboficial de la Prefectura Naval Argentina que fue descubierto con 259 kilos de marihuana que llevaba en una caja falsa de su vehículo. El hecho no es aislado y el juez aseguró que la situación “es preocupante porque son personas que manejan información”. Luego explicó que no se puede “hacer una generalización” porque “hay gente muy buena, cuyo trabajo es destacable”. Pero igual lanzó el alerta.

Indica Clarin que el operativo se produjo el domingo, sobre el kilómetro 240 de la autovía Gervasio Artigas (ex ruta nacional 14), cerca de Concordia. Un control de rutina derivó en la detención del cabo primero de Prefectura, quien estaba en la Fuerza desde 2011 y que había sido pasado a disponibilidad el 17 de septiembre del año último por violencia doméstica. En su Toyota Hilux se hallaron 350 ladrillos de droga, dato que se sumó al hecho de que hace una semana se habían encontrado embalajes similares a los que usan los narcos en la casa de una abuela suya, en Itatí (Corrientes).

En el control rutero, los gendarmes notaron que ciertas autopartes del vehículo del prefecto tenían “remaches”, lo que daba la “pauta de que había algo inserto o un fondo establecido para un destino determinado que no era el que originariamente presentaba el automotor de fábrica”, explicó el juez. Ante esto, se utilizó a un perro detector de drogas, que enseguida marcó la sustancia.

El detenido fue alojado en la Unidad Penal N° 3 de Concordia y ayer lo trasladaron a Concepción del Uruguay para indagarlo. Pero se negó a declarar.

Los investigadores creen que la droga iba a terminar en el barrio porteño de Barracas. El cargamento provenía de Itatí, pero se está tratando de determinar por qué punto ingresó al país.

“No tenemos la ruta que ha seguido aún, pudo haber ido por caminos rurales, por la costa del (río) Paraná”, indicó el juez. “El corredor de la ruta 14 tiene tres cruces internacionales y hay mucho tránsito del norte”, precisó Seró, en relación a las posibilidades que tienen los narcotraficantes que operan por la zona.

(La Nota digital)