Inquilinos Organizados de Entre Ríos

Resumen y comentarios sobre la reunión ampliada del martes 7 de junio.
La asamblea de inquilinos Paraná contó con invitados: la presencia de Concejales de la ciudad, pertenecientes al Frente Cambiemos, al Frente para la Victoria y al Frente Renovador, como así también con integrantes de la Defensoría del pueblo.

En lo más inmediato, algunos inquilinos, finalizada la reunión, pudieron dialogar y hacer sus consultas con los representantes de la Defensoría del Pueblo, lo cual brindó una mayor tranquilidad en los inquilinos consultantes, en cuanto a los pasos a seguir.
Anteriormente, de conversó en torno a, por un lado, la posibilidad de crear la Oficina del inquilino; y, por otro, en fortalecer, dentro de la Defensoría del Pueblo, una línea de trabajo de Defensoría del Inquilino, como ya se viene realizando, por ejemplo, en Cap. Fed. (Bs. As.).
Ahora bien, una vez hechas las propuestas, se platicó en torno a los alcances que puede llegar a tener una Oficina de Inquilinos y Defensoría del inquilino (dentro de la defensoría del pueblo). Razón por la cual se decidió pasar a una próxima reunión dentro de 15 días.
Así mismo, se habló de confeccionar un registro único de inquilinos, de manera voluntaria, para comenzar a visibilizar la existencia real de estos, A partir de allí, poder planificar políticas públicas que atienda a éste sector.
Por lo pronto, los inquilinos seguiremos con las reuniones los días martes, a partir de las 20:30 en calle Nogoya 120.
Hay que reiterar que los inquilinos alquilamos, no solamente por inmobiliarias, sino también a particulares. Y que es la provincia, con la ley 9739, quien otorga la facultad de controlar el corretaje inmmobiliario al Colegio de Corredores inmobiliarios de la provincia. En este sentido, nos preguntamos, ¿quién supervisa al colegio y a los particulares?, y es allí donde, entendemos, se necesita la intervención del Estado para garantizar que se cumpla el Código Civil, y para regular las tasaciones que forman los precios. A nivel provincial, tranquilamente se podría confeccionar una ley nueva, más equitativa y no tan depredadora sobre el salario y las condiciones económicas de los inquilinos, en su mayoría jubilados, asalariados, profesionales y estudiantes.

FUENTE

(La Nota digital)