Santa Elena: escuela confesional en aprietos

LA INFORMALIDAD ADMINISTRATIVA. La semana pasada se conoció que las autoridades de la Escuela Privada San Antonio de Padua habían despedido a una maestra jardinera. La maestra cubría una suplencia y fue contratada a término por la escuela católica. La docente padece cáncer: venció el contrato y decidieron no renovárselo.

La docente padece cáncer, y su caso generó la inmediata reacción de los padres, que reclamaron a la escuela que volviera atrás con el despido, ya que dejaba a la maestra sin cobertura social. Como medida de presión, los padres anunciaron que no enviarían a sus hijos a clase hasta que no se reconsiderara el despido. Este viernes, finalmente, la escuela informó que dio marcha atrás con la medida.

LA MAESTRA TITULAR

La jardinera titular también está muy enferma. Rompió el silencio y contó su desgarradora verdad a 9 Ahora. “Me robaron 25 años de docencia”, dijo.
Hace seis meses que Norma Núñez -45- no cobra su sueldo, tras haber sido la maestra jardinera de la escuela católica N° 141 San Antonio de Padua, de Santa Elena, durante 25 años. Unos 750 alumnos que pasaron por sus aulas la recuerdan como “Seño Moni“. Ella es la titular del cargo en el que se desempeñaba como suplente Vanesa, la docente cuyo caso tomó repercusión nacional porque, según denunciaron los padres de los alumnos, fue echada por padecer cáncer y luego, reincorporada este jueves por la presión social y mediática.
Núñez contó su desgarradora verdad, que devela un trasfondo escandaloso en la institución religiosa. No es la primera vez que se deja de lado a una empleada enferma, sin asistencia de ningún tipo: la legal, la administrativa, la humana… “Si no hubiera puesto un abogado, ya estaría muerta“, dijo Moni entre lágrimas. Y ahondó: “Lo llamé cuando vi que realmente ya no podía aguantar más, la escuela no me daba ninguna respuesta y yo estaba tirada en una cama gritando de dolor“.
La titular del jardín “Bichito de Luz” se encuentra en rehabilitación luego de pasar por tres intervenciones quirúrgicas, la última de las cuales incluyó una complicación: neumonía con derrame pleural. La primera operación fue a raíz de un quiste mesentérico -en 2014-, y las otras dos por hernia de disco -2015 y 2016-. Además, padece fibromialgia -un dolor masivo en todos los músculos del cuerpo-.

maestra-moni

EL APODERADO

“Me quedé sin fuerzas, me cansé anímicamente de ir a pelear con la gente que conviví 25 años y con este chico que fue mi alumno“. Sí, su exalumno. La docente se refiere al apoderado legal del San Antonio.
Tanto ella como su abogado, Renato Ojeda, le atribuyen el estado de abandono actual a Juan Ignacio Martínez Zabala, el responsable administrativo del establecimiento. “El colegio está muy mal manejado; las monjas han delegado la actividad administrativa en empleados que no han hecho las cosas como debían en cuestiones que son básicas, quizás sin intencionalidad, pero que configura un incumplimiento de los deberes dentro de la institución”, afirmó Ojeda.

EL TERRENO

En agosto pasado, esta escuela fue beneficiada por una donación de la provincia, a través de un proyecto de ley del Poder Ejecutivo que Diputados aprobó el 17 de agosto pasado, y el Senado sancionó el 23 de ese mes.

En efecto, en la ley sancionada, aún no publicada en el Boletín Oficial, se modificaron los artículo 1º y 2º de la Ley N° 8945, que data de 1995, por los cuales se donó a la “Hermanas de San Antonio de Padua”, que tiene la sede madre en la localidad bonaerense de Mercedes, un terreno “con el cargo de que el inmueble sea destinado al desarrollo de las actividades de la Comunidad Educativa “San Antonio de Padua” de la ciudad de Santa Elena”, según dice el artículo 2° del texto.

“Artículo 1º: Autorízase al Superior Gobierno de la Provincia a donar a la Sociedad “Hermanas de San Antonio de Padua”, CUIT N° 30-54554409-8, con domicilio en calle 15-628 de la ciudad de Mercedes, Provincia de Buenos Aires, un inmueble de su propiedad ubicado en el DEPARTAMENTO LA PAZ, DISTRITO FELICIANO, MUNICIPIO DE SANTA ELENA, PLANTA URBANA, SECCIÓN PRIMERA, MANZANA N° 70 (EX MANZANA 50), LOTE 3, con domicilio parcelario en calle Belgrano a 28 metros de 18 de Agosto y a 115, 69 metros de Primer Maestro, con una superficie de un mil setecientos cuarenta y nueve metros cuadrados, cincuenta decímetros cuadrados (1.749,50 m2), inscripto en el Registro de la Propiedad Inmueble de La Paz al Tomo Veintiséis Folio Doscientos Sesenta y Ocho Vuelto, Sección Dominio Urbano, dentro de los siguientes límites y linderos:

Noreste: Recta (1-2) S 54° 44’ E. de 87,50 m. con Lote 2 de Sociedad Hermanas San Antonio de Padua (Plano N° 11.311).

Sureste: Recta (2-3) S 35° 16’ O. de 20,00 m. con Calle Belgrano.

Suroeste: Recta (3-4) N 54° 44’ O de 87,45 m. con Arzobispado de Paraná, Héctor Raúl Olivero (Plano N° 15.038), Juana M. Cabral (Plano N° 13.920), Gabriel Galarza (Plano N° 15.354), Ramona Fleita (Plano N° 18.136).

Noroeste: Recta (4-1) N 35° 08’ E. de 200,00 m. con Boulevard Rivera”.

(La Nota digital)