Suplemento Literario N° 55: Una mañana boreal

Carlos Battilana nació en Paso de los Libres, Corrientes, en 1964.

Es autor de Unos días (Libros del Sicomoro, 1992), El fin del verano (Siesta, 1999), La demora (Siesta, 2003), El lado ciego (Siesta, 2005), Materia (Vox, 2010), Presente continuo (Viajera, 2010), Narración (Vox, 2013) y Velocidad crucero y otros libros (Conejos, 2014). Publicó las plaquettes Una historia oscura (Ediciones del Diego, 1999) y La hiedra de la constancia (Color Pastel, 2008). Se desempeña como docente de literatura latinoamericana en la Universidad de Buenos Aires.

Una mañana boreal

¿Qué es el Ártico, Groenlandia, Alaska?

maneras de lo blanco, matices

de una gradación.

Una creencia popular

afirma que los esquimales

tienen

siete formas

de designar la nieve

sus voces

nombran

detalles leves

que un individuo

de la llanura

ni siquiera

logra ver.

En las zonas templadas

decimos

“nieve”

como si fuera

un solo objeto

y no

una materia

de varias puntas

en dirección

a infinitas

constelaciones.

La lengua resulta

móvil

y se adapta

a distintos lugares

y temperamentos.

En los territorios boreales

la palabra “nieve”

puede ser

un modo de la utilidad

una forma de la transacción

otras veces

refiere

un mercado sigiloso

de sopor

en medio del frío.

La mayoría de las ocasiones

en aquellas latitudes

“nieve”

designa

un acto reflejo

donde la mente

desentierra

letras de un idioma desconocido

una mente

minuciosa

y aligerada de su peso

que no deja de oscilar.

Fuente: Malón Malón

(La Nota digital)

Anuncios