Horacio Fontova

Los chinos son trabajadores que hace bastante tiempo emigran hacia muchas partes del mundo para mejorar la calidad de vida que no gozaban en su tierra y llegan a paises como el nuestro para hacerse de un buen futuro solo trabajando. Se conforman con muy poco, en general viven discretamente en el mismo lugar donde trabajan, no son afectos a hacer gastos superfluos como los occidentales, aprecian mucho el valor de la familia y ahorran dinero para sus descendientes. Muchos aquí llegan a re-bautizarse: eligen cualquier nombre latino o en algunos casos llamarse Juan, similar a “Huang”, o Martín, por el “tín”, similar al “chin” y entre las mujeres, Luisa por “Liu”. Se destacan por trabajar intensivamente y muchas veces producen la nefasta envidia de algunos a quienes no les gusta nada que ellos vengan a trabajar al pais.

(La Nota digital)

Anuncios