H. Fontova

negro fontova

Desde niño le tuve mucho miedo a la muerte, y ahora, ya con muchos años a cuestas, uno empieza a sentir que va quedando menos hilo en el carretel. Pero hace poco, pensando, pude darle una pequeña vuelta a la cuestión del amargo, injusto final, el de que se acabe la vida. Y comencé a pensar en de donde habré venido, en el origen de todos nosotros, que vaya uno a saber si no es simplemente de la nada. Y eso me consuela un poco, lo de volver, no lo de terminar. Me consuela lo de regresar a la misteriosa nada de donde vinimos. Así que, cuando sea, me va a gustar mas volver, que terminar.

(La Nota digital)

Anuncios