La familia resiste con todas sus pertenencias en el terreno, a la intemperie, reclamando por sus derechos, después de más de 30 años de pagar los impuestos de ese lugar.

Gabriela Petrechelli, una de las damnificadas por el desalojo de calle Churruarín y López Jordán de Paraná, informó que después de que se habían reunido con el juez y su abogada y les dijeron que se quedaran tranquilos, le demolieron su vivienda.

La familia resiste con todas sus pertenencias en el terreno, a la intemperie, reclamando por sus derechos, después de más de 30 años de pagar los impuestos de ese lugar. “Nosotros no intrusamos nada, alguien nos tendrá que dar una solución”, dijo. Mientras tanto toda la familia, pasó la noche en la calle.

En declaraciones al móvil de radio LT14, Petrechelli dio detalles de la situación que viven en estos días, dijo que “el lunes pedimos una audiencia con el juez Juan Carlos Colognesi y nuestra abogada Claudia Salomón, fuimos y ella habló con él sola no nos dejó pasar, a nadie de mi familia, salió y nos aseguró que el juez no firmó ningún desalojo, que nos quedemos tranquilos y que hoy a las 9 vayamos a hablar con la defensora de menores que se llama Noelia y después por llamados de los vecinos hoy nos encontramos con las máquinas, el GIA, Policía y todos, que derribaron la casa, ahora ya no existe más y ni mi abogada vino a dar la cara cuando más la necesitábamos”.

Luego destacó que el único que se ha hecho presente y está ayudándolos es el Defensor del Pueblo de Paraná, Luis Garay, “él es el único que vino”, expresó. Gabriela lamentó que “ya no existe más la casa, pero yo me voy a quedar acá con mi familia y alguien nos tendrá que dar una solución porque acá nadie se intrusó, acá estamos todos desde hace más de 30 años, mi papá, mi mamá, sus hijos y nietos y así como si nada ellos que nunca pagaron vienen y te dicen que no tenés derecho, ellos no tienen derecho y no tienen corazón”.

Desde anoche la familia Petrechelli resiste con todas sus pertenencias en la calle, “dormimos todos afuera, menos los chicos gracias a los vecinos que los refugiaron que no pasen frío”.

(La Nota digital)

Anuncios