Sentencia por muerte de Josefina López: en Concordia condenaron a prisión perpetua a Juan Carlos “Víbora” Acuña.

Indica CN digital que el tribunal compuesto por los jueces Silvina Gallo, Ives Bastián y Martín Carbonell decidió condenar a prisión perpetua a Juan Carlos “el Víbora” Acuña por los delitos calificados en la caratula de la causa: homicidio doblemente agravado por femicidio y por alevosía.

Uno de los datos más relevantes que se conocieron con el transcurrir del juicio fue el pedido de la defensa de que no se tenga en cuenta los testimonios de los funcionarios policiales, debido a que se los consideraba como un escena armada para que Acuña pueda autoincriminarse, pero finalmente fue desestimado por el Tribunal.

Otro elemento determinante para la desición de la sentencia tiene que ver con la conversación, vía facebook, que el imputado mantuvo con la infortunada Josefina minutos antes de su desaparición. Se trata del elemento fundamental en la causa, debido a que Acuña nunca pudo escapar a los registros tomados ese mismo día.

Allí, se puede ver como ambos coordinaron un encuentro el mismo 29 de julio del 2015, fecha en que Josefina fue vista por última vez. A través de esta conversación, se incrimina seriamente a Acuña, que sería la ultima persona con la que la joven se comunicó.

El imputado fue condenado por todos los elementos que fueron conducentes para establecer la materialidad del hecho: el tribunal consideró que Acuña fue quien mató a Josefina utilizando un pedazo de mampostería con el cual le pega en la cabeza, a la altura del maxilar provocándole la muerte. Quedó además acreditado, en el transcurrir del juicio, el desprecio que tenía Acuña hacia las mujeres, siendo permanentemente destacado esto por la propia jueza Silvina Gallo durante la lectura de la sentencia.

El asesinato de Josefina López ocurrió en julio de 2015. La joven había desaparecido el 29 de julio de su casa del barrio El Sol, donde vivía junto a su madre, su padrastro, sus hermanos, su abuela y su tía, quien a su vez era la novia de Acuña.

La búsqueda de Josefina duró 27 días. Se manejaron muchas hipótesis hasta que se confirmó lo peor. El 23 de agosto hallaron partes de su cuerpo enterrado en un terreno de las ruinas del Naranjal de Pereda, al sur de la planta potabilizadora de Aguas Sanitarias. Poco después encontraron el resto más abajo cerca del río Uruguay, tapado con hojas.

(La Nota digital)

Anuncios