D. L. A.

“Centro de Convenciones de Paraná. Algún imbécil pensó que estos fresnos obstruirían la visual o se irían a caer. Lo cierto es que estaban allí desde hace décadas y, de última, hubieran podido trasladarlos pues la época se prestaba y había maquinaria. Daban sombra en verano y se desnudaban para dejar pasar la luz en invierno. ¿A quién le molestaban?
Siento dolor, indignación, impotencia y el recuerdo me lleva a María Lourdes Cura. No supimos seguir tu lucha.
Supongo que hay responsables y que ya se está actuando para que se hagan cargo, ya sea la empresa como las autoridades que lo permitieron.
Exijo, como ciudadana, la recomposición del daño ambiental que nos han causado.
Art. 41 C.N. “(…) El daño ambiental generará prioritariamente la obligación de recomponer, según lo establezca la ley.
Las autoridades proveerán a la protección de este derecho, a la utilización racional de los recursos naturales, a la preservación del patrimonio natural y cultural y de la diversidad biológica, y a la información y educación ambientales. (…)”

21414899_10213782831995620_164851838179919176_o
Foto: Red Social Facebook

COMENTARIOS

Alicia: “Tambien lp comparto es terrible ver como aniquilan semejantes árboles que tantos años estuvieron sin molestar a nadie… al contrario… dando su sombra y amor… Mucha impotencia…”

Ernesto: “Los árboles mueren de pie… los que los matan, quedarán cubiertos por la sombra del olvido y del menosprecio”.

Maria: “Los árboles no eran parte del proyecto. Nadie lo observó. Ahora son solo un recuerdo. Sería interesante conocer el estudio de impacto ambiental de la obra”.

(La Nota digital)

 

Anuncios