J. Zini

Onda expresión correntina de nuestra Fe popular
en la cruz de Antonio Gil el pueblo viene a rezar
y a su modo, clama al cielo por la Justicia social
y por ese catecismo que no le supimos dar.

Como raíces al aire para el que busca allí están
la religión Guaraní, la enseñanza misional
la tradición campesina más el consumismo actual.
Nos queda la obligación de salvar nuestra Verdad.

Como un promesero más, que un domingo cualquiera,
lleva una cruz o bandera, quise cumplir yo también
y al expresarte tu Fe mi corazón guitarrero
se hizo ruego Pay ubrero tu nombre en mi chamamé.

De faja y poncho rojo, tenias en los ojos Cabuereí.
Por eso es que mirabas y enamorabas o castigabas,
Antonio Gil

Soldado correntino, seguías el camino, de San Martín.
Gente de Madariaga, de vincha y daga, cabeza paga por resistir.

Correntino ité, gente fiel de más,
Si te alzaste fue, por tu Libertad.
Bravo cuimbaé, limpia Sangre Avá,
Moriste en tu ley, por la Libertad

Un refusilo en la mano, payé doble en el mirar
Antonio Gil los podía, pero no quiso pelear
Era inocente, y sabían que robó no por maldad
La inocencia de los pobres, se llama necesidad.

Dicen que fue su delito soñar con la libertad
No aguantarse la injusticia y alzarse al monte nomás
Tal vez por eso mi gente le reza cada vez más
Y hay quien dice que a la larga mi pueblo lo va a imitar.

Las niñas estancieros soñaban que tu eras su paladín…
En tanto los patrones y los matones, veían visiones pensando en ti…
Dicen que San La Muerte, cuidaba de tu suerte,
Antonio Gil
Y los que te buscaban, si te tiraban, no te pegaban,
Antonio Gil

Correntino ité, gente fiel de más,
Si te alzaste fue, por tu Libertad.
Bravo cuimbaé, limpia Sangre Avá,
Moriste en tu Ley, por la Libertad.

(La Nota digital)

Anuncios